El sector turístico de Asturias está protagonizando un verano con muy buenas cifras, según ha revelado Graciela Blanco, viceconsejera de Turismo del Principado. Esto se traduce en satisfacción por parte tanto del gobierno autonómico como de las empresas. Sin embargo, ciertos indicadores no han reportado los resultados ideales.

Pese a que ha crecido la llegada de visitantes, el gasto en hoteles o negocios comerciales ha disminuido, tal y como afirma la patronal de Hostelería y Turismo de Asturias, OTEA, que cree que ahora los turistas deben "reflexionar" mucho más sobre los gastos que acometen, debido a la inflación y el alto coste de vida, recoge La Voz de Asturias.

Asturias no es el único destino en el que se percibe esta tendencia. Durante el verano de 2022, otros emplazamientos del territorio español han detectado una disminución del gasto: tanto campings como empresarios del comercio coinciden en que los datos positivos en cuanto a número de visitantes no se están reflejando en un incremento en el gasto. Blanco apuntó en este sentido que no se puede seguir midiendo el éxito turístico únicamente a través de la cantidad de visitantes que llegan, sino considerar la calidad del turismo atraído.