El próximo mes de diciembre concluye el período transitorio para negociar un nuevo acuerdo de colaboración entre la Unión Europea y Reino Unido, después de que los británicos abandonasen la institución comunitaria el pasado 31 de enero de 2020. Conforme se aproxima la fecha límite, se hace más probable el hecho de que no se llegue a un acuerdo y esto pone en alerta a algunas de las principales aerolíneas que podrían perder su licencia para operar en Europa.

Tal y como recalca La Información, la Comisión Europea tiene dudas sobre cuáles son los planes de IAG (matriz de las españolas Iberia, Vueling y Level), para no perder su licencia de vuelo europea. La UE exige para ello que haya un accionariado mayoritariamente comunitario (51%). Si no cumplen con este requisito, tendrán que volver a solicitar a la Agencia de Seguridad Aérea Europea su licencia y mientras tanto, solo operar vuelos con Reino Unido como destino u origen.

Desde el holding de aerolíneas, en el que también se engloban British Airways y Aer Lingus, llevan defendiendo desde 2019 que cumplen con los citados requisitos de Bruselas, sin embargo, la comisaria de Transportes, Adina Valean, insistió esta misma semana en que se revisará al detalle que se sigan las reglas y que exigirán “un cumplimiento, no solo nominal, también efectivo".

Sobre IAG

IAG es una sociedad registrada en España cuyas acciones se cotizan en la Bolsa de Londres y en la Bolsa de Madrid. Las oficinas centrales corporativas se encuentran en el aeropuerto de Londres-Heathrow, Reino Unido.

Su propiedad se dividía hasta ahora, de la siguiente manera, aunque actualmente la compañía está realizando una ampliación de capital que puede hacer variar dicho reparto.

  • Qatar Airways (25,2%)
  • Los británicos Lansdowne Partners (2,9%)
  • Sociedad Estatal de Participaciones Industriales del Estado Español, SEPI (2,7%)
  • La gestora estadounidense Capital Group (2,65%)
  • Los estadounidenses Invesco Asset Management Ltd. (1,9%)
  • Y otros fondos de inversión y bancos.