Hace apenas una semana Strawberry Group, encabezado por magnate hotelero Petter Stordalen,  junto a Altor Fund y TDR Capital, adquirió el 100% del Grupo Ving, compuesto por los touroperadores Ving, Globetrotter, Spies y Tjäreborg; las marcas hoteleras Sunwing Family Resorts, Ocean Beach Club y Sunprime Hotels; y la aerolínea recientemente renombrada Sunclass Airlines.

Hoy el empresario ya ha realizado su primera visita a España para explicar los planes de futuro de una compañía que quiere pasar de los 1,6 millones a los 2,2 millones de clientes en cinco años. El magnate ha comparecido ante los medios esta mañana en el hotel Gloria Palace Royal Hotel & Spa del sur de Gran Canaria cargado de promesas para los hoteleros de Baleares y Canarias e irradiando optimismo sobre el futuro del negocio de la touroperación. Compareció acompañado por José María Mañaricúa, propietario del Grupo Gloria Palace y presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FEHT), que aprovechó la oportunidad para dar las gracias y la enhorabuena por la compra.

Petter Stordalen junto a José María Mañaricúa

Petter Stordalen junto a José María Mañaricúa | Foto: Tourinews

El único comprador que lo quería todo

Stordalen confesó que nunca se había imaginado ser poseedor del mayor grupo turístico de Suecia, Noruega, Finlandia y Dinamarca:“Si cinco semanas antes alguien me hubiese dicho que estaría aquí, en este destino, le habría dicho que está loco. No estaba en mi mente el colapso del sistema de Thomas Cook”. No obstante, este empresario que cuenta con 206 hoteles en el mercado nórdico con Nordic Choice Hotels, no dudó en cuanto vio la oportunidad. “Había 20 empresas interesadas pero éramos el único comprador que quería adquirirlo todo, incluidos la aerolínea y el mantenimiento de todos los empleos”, ha relatado.

“El mayor desafío era la aerolínea”

Tal y como ha confesado el empresario, un equipo de 35 abogados trabajó a contrarreloj para ejecutar la compra, y es que “la compañía se estaba quedando sin dinero”. Para que todas las operaciones se transfiriesen al nuevo grupo era necesario un complejo proceso de compras y reestructuración que incluía que se declarasen en quiebra algunas empresas del grupo, “el mayor desafío era la aerolínea” y que no se quedasen pasajeros en tierra.

Otras empresas veían muchos problemas con la aerolínea y es que consideraban que llevaría tres meses obtener todos los permisos y slots. Por el contrario, el grupo comprador estaba convencido de que les llevaría pocos días. Finalmente, se declaró bancarrota cuando todos los aviones estaban en el aire. Fue una “operación complicada” para poner en jaque a las otras empresas que querían hacerse con Ving, según explicó Stordalen.

Lo que siempre tuvo claro este magnate noruego es que no comprar el grupo entero y hacerlo por piezas suponía destruirlo todo: “Si no compras la aerolínea, no puedes llevar turistas a Gran Canaria, Tenerife o Mallorca, donde hemos estado volando durante 50 años. Los otros no lo veían así”.

peter3

Petter Stordalen | Foto: Tourinews

Dos prioridades

Aclara que una vez adquirido Ving, tenían dos prioridades. Por una parte, querían dar garantías para que los clientes estuvieran tranquilos y por otra querían mandar un mensaje a los socios hoteleros: “Puedes confiar en Ving, en recibir los pagos”. Es por ello, explica, que pagaron a principios de octubre entre 50 y 60 millones a los establecimientos que trabajaban con el grupo escandinavo.

El resultado de su apuesta es un grupo con propietarios 100% nórdicos, con una cultura empresarial propia y trabajadores cargados de entusiasmo. “No podría haberlo soñado”, exclamó.

Cree que sus pasos han sido los correctos porque en la actualidad los clientes están contentos: “Las ventas han aumentado desde que anunciamos la adquisición”.

España y estrategia de producto

“Mi compañía y Ving hacen una pareja perfecta. Mis hoteles son líderes en el norte de Europa para viajeros urbanos y de negocios, mientras que Ving se encargará de llevar a otros destinos a los que buscan el sol”, aclaró Stordalen al referirse a la relación entre el grupo recién adquirido y su empresa hotelera.

Destacó en lo que se refiere a destinos de sol España, y más concretamente Canarias y Baleares, juegan un papel fundamental.“Canarias es el mercado más importante para nosotros y el más popular para los nórdicos”, sentenció y añadió que se trata de un destino que aún tiene mucha capacidad de crecimiento. En este sentido, Mañaricúa recordó que Ving Group es “fundamental para garantizar el invierno, la continuidad turística y el mantenimiento del empleo” en Canarias, donde concentra 400.000 plazas aéreas.

Al ser preguntado, también confirmó que están “al 100% comprometidos con Baleares”, agregando que Mallorca es muy importante porque “es el segundo hogar para un millón de noruegos durante el verano”.

Cree que la mejor vía para crecer en España es colaborar con emprendedores para lanzar nuevos productos, no obstante, no apuesta por la propiedad y advierte que por el momento trabajarán en modelos como el alquiler, la gestión o la franquicia.

peter7

Petter Stordalen contestando a las preguntas de Tourinews | Foto: Tourinews

Promesas

La intervención del hotelero noruego estuvo cargada de promesas que, a priori, suponen un alivio para los empresarios españoles: “Solo prometo que creceremos, firmaremos más contratos y tendremos más camas. Está en nuestro ADN”.

Llegó a aseverar con total firmeza que si se apuesta por nuevos conceptos y productos en los destinos españoles, el éxito está garantizado: “Si construyen más hoteles, los llenaré”. Una visión similar mantiene con respecto al posible crecimiento de la flota de aviones de Sunclass Airlines, que actualmente cuenta con 13 aeronaves: “Espero que el futuro traiga más destinos, si los hoteles se llenan al 100%, si se construyen más, habrá más aviones”.

Asimismo, incidió en que la apuesta de Strawberry Group y de sus socios Altor Fund y TDR Capital por Ving es firme. “TDR suele invertir con vistas a la venta tras 5 o 7 años, pero yo nunca vendo, nunca lo he hecho en todas mis inversiones. Este es ahora mi nuevo objetivo”, aseveró.

Destacó la importancia de que la división nórdica siempre ha tenido beneficios y lanzó una fuerte crítica contra los anteriores gestores de Thomas Cook, afirmando que “sacaron todo el dinero”: “Yo no lo sacaré, lo usaré para invertir en más expansión”.

Petter Stordalen

Petter Stordalen | Foto: Tourinews

Fin de los touroperadores

Tras el colapso de Thomas Cook, muchos se preguntan sobre el futuro del negocio de la touroperación o, directamente, declaran el fin de una era, sin embargo, Stordalen no tiene dudas. “Soy un firme creyente en el negocio de los touroperadores. Estoy 100% seguro de que este negocio es rentable”, declara y matiza que la clave es funcionar bajo un modelo diferente al de Thomas Cook Group. Explica que la división nórdica es 100% online (solo tienen una tienda física) y ofrecen otros productos como los paquetes dinámicos, mientras que “el mayor problema de Thomas Cook en Reino Unido fueron las tiendas físicas”.

El hotelero noruego defiende que los paquetes siguen estando vigentes porque son “más seguros”, ofrecen mejor precio y el viajero siente que está protegido durante todas las fases del viaje. Eso sí, cree que son necesarios “nuevos hoteles, conceptos y diferentes productos”.

“No os preocupéis, la gente no viajará menos, viajará más. Lo prometo”, concluyó con una gran sonrisa.

Ruth González, directora comercial en Tourinews,  Peter Stordalen y Amor Alonso, jefa de redacción en Tourinews

Ruth González, directora comercial en Tourinews,  Peter Stordalen y Amor Alonso, jefa de redacción en Tourinews | Foto: Tourinews

Sostenibilidad

Greta Thunberg y la “vergüenza de volar” centraron parte de su intervención. Petter Stordalen aseguró admirar profundamente a la activista: “Respeto a Greta y haré mi parte para reducir la huella de carbono, pero la gente no puede resolver el problema climático con vergüenza porque la única forma de llegar a Canarias, por ejemplo, es en avión”.

“La gente no dejará de viajar, es una mega tendencia mundial. Mis hijos viajarán más que yo”, se atrevió a pronosticar, aunque dejó claro que la industria sí que debe actuar ya contra el cambio climático.

Sostiene que la mejor forma para solucionar el cambio climático es que los países, las empresas y las personas trabajen juntos para reducir, compensar y ser sostenibles. “Creo que las personas y la tecnología son la solución para resolver este problema”, argumentó y puso como ejemplo a la compañía de cruceros Hurtigruten, que ha apostado por barcos que usan biofuel y electricidad.

Además, defendió que “Ving es la compañía más sostenible de la industria de viajes en Escandinavia” agregando que compensan la huella de carbono desde que el viajero sube al avión hasta en el destino.