Desde el pasado 29 de agosto, España dejó de ser considerada como "zona de alto riesgo" por Alemania. La rebaja de nivel implica que los turistas no vacunados ya no tendrán que someterse a una cuarentena de 10 días a su regreso, lo que suponía un especial impulso para el turismo familiar, ya que muchos menores aún no han sido inmunizados frente al coronavirus.

Ante la relajación de restricciones y la llegada de los meses fríos, desde FTI Group, tercer mayor operador turístico germano, prevén una “avalancha” de reservas para septiembre y otoño hacia destinos españoles como las Islas Baleares, la Costa del Sol (Málaga) y las Islas Canarias.

Ralph Schiller, director general de FTI Group, destaca que se ha abierto la posibilidad para que familias con niños “puedan disfrutar de unas relajantes vacaciones en la playa bajo el sol español durante los últimos días de verano y, especialmente, en las vacaciones de otoño e invierno".
 


 

Un fuerte programa de vuelos

"Con nuestras capacidades ampliadas en hoteles y conexiones de vuelos, estamos bien preparados para una avalancha de reservas de familias a España, especialmente a los destinos de la isla", afirma Schiller, quien  recalca que la demanda hacia Baleares ya se había incrementado incluso antes del cambio de estatus.

Desde la empresa de Múnich destacan que solo en septiembre han programado 330 vuelos semanales desde las principales ciudades alemanas rumbo a Palma (Mallorca).
 

Bungalowhotel Parque Paraiso I  en Gran Canaria, uno de los hoteles en el catálogo de FTI

Bungalowhotel Parque Paraiso I en Gran Canaria, uno de los hoteles en el catálogo de FTI | Foto: FTI


Ya en los meses de otoño, tienen planificados más de 1.500 viajes de ida y vuelta hacia los aeropuertos de Fuerteventura, Gran Canaria y Tenerife. También adelantan que durante el invierno mantendrán un fuerte programa con conexiones de la aerolínea búlgara European Air Charter a Fuerteventura y Gran Canaria.