‘Real is beautiful’ (Lo real es hermoso) era la campaña con la que Lituania pretendía animar a los turistas a visitar el país. Sin embargo, la que pretendía ser una sencilla promoción para incentivar la llegada de viajeros ha terminado con la dimisión de Jurgita Kazlauskiene, jefa del departamento de turismo de Lituania.

A través de fotografías compartidas a través de las redes sociales se invitaba a los viajeros a visitar diferentes lugares, sin embargo, el problema radicaba en que muchas de las capturas correspondían a emplazamientos en otros países como Finlandia o Eslovaquia.

Las capturas habían sido adquiridas en bancos de imágenes como Shutterstock o Flickr. Pese a que a Kazlauskiene tuvo que tomar responsabilidades políticas, muchos usuarios tomaron este error como una broma y compartieron imágenes de otros lugares de interés internacional bajo el hashtag #realisbeautiful.

Incluso el Primer Ministro lituano, Saulius Skvernelis, se sumó a la broma compartiendo una foto del edificio de la Comisión Europea en Bruselas con el siguiente mensaje: “"A partir de mañana, comenzamos a trabajar en el nuevo edificio del gobierno en Karoliniskes", un barrio de Vilna. Posteriomente, prometió una investigación sobre

el fraude.

realisbautiful lithuania