Grupo Lufthansa (Lufthansa, Eurowings, Swiss, Austrian Airlines y Brussels Airlines) ha completado la devolución del préstamo del Fondo de Estabilización Económica (WSF) del Gobierno federal de Alemania, que recibió en junio de 2020.

Originalmente, se había dispuesto una línea de crédito de hasta 9.000 millones de euros —5.800 millones de euros en ayudas del WSF y 3.000 millones en avales por parte del banco estatal KfW—; sin embargo, la aerolínea solo dispuso de un total de 3.800 millones, que ahora ha devuelto.
 


 

Cumpliendo con su compromiso, allana el terreno para que el Estado pueda vender, a lo largo de los próximos dos años, su participación del 14% en la aerolínea Lufthansa, informa Bloomberg. Cabe destacar que el gobierno alemán, a través del WSF llegó a poseer hasta el 25% de las acciones de la compañía y las fue vendiendo paulatinamente. Se estima que las arcas estatales se embolsarán más de 1.000 millones con dichas ventas.

La recuperación de los viajes internacionales y los acuerdos de refinanciación alcanzados por el grupo han sido claves para que haya podido cumplir con los pagos al ente público. No obstante, tendrá que seguir haciendo frente a los acreedores privados.