La aerolínea española Air Europa se enfrenta a varios avisos de embargo de sus aviones. La compañía se encuentra a la espera de la inyección de 235 millones de euros por parte de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) —en noviembre se aprobó un préstamo de 475 millones, de los cuales la empresa ya ha recibido 240 millones—, lo que le está haciendo atravesar graves problemas de liquidez.

Según apunta El Confidencial, la falta de liquidez de la compañía está dificultando que pueda hacer frente al pago de los alquileres de sus aviones. Las 42 aeronaves que tiene bajo leasing suponen un gasto de 243 millones de euros al año, a los que hay que sumar 180 millones de reparaciones. En total, la aerolínea opera un total de 66 aparatos.

Si bien están negociando con algunas de las empresas para que les permitan pagar a plazos, otras han amenazado con inmovilizar los aparatos en el aeropuerto en caso de no recibir los pagos.

Pugna por el nombramiento del CEO

La concesión del resto del préstamo estatal se está retrasando por el desacuerdo que existe entre el Gobierno y el fundador de la aerolínea, Juan José Hidalgo, debido a la negativa de este último a que Juan Manuel Bujías Lorenzo, ingeniero aeronáutico que ha sido directivo de Iberia, sea el CEO provisional de Air Europa hasta julio-septiembre. Cabe recordar que Iberia ha comrpado Air Europa por 500 millones de euros más los 475 millones que tendrá que devolver a la SEPI.