España está perdiendo turistas tras una serie de años encadenando récords positivos en lo que a llegada de visitantes y a gasto turístico se refiere. Para poder replicar el éxito cosechado y hacer frente a los nuevos desafíos es necesario hacer un estudio sobre los recursos turísticos, las infraestructuras, las atracciones y la calidad y competitividad de la planta alojativa. Es decir, mirarse el ombligo.

También es momento de analizar y mejorar las acciones de promoción que se realizan en el extranjero con el objetivo de atraer a mercados objetivos. Cada vez se realizan más estudios de mercado para conocer en profundidad a los posibles turistas de los principales mercados emisores. También se otea más allá del panorama tradicional en busca de nuevos mercados potenciales.

Sin embargo, en Tourinews queremos centrarnos en un tercer punto de reflexión que es conocer mejor a los “rivales”, a esos países que pugnan con España por atraer y fidelizar a los turistas a base de ‘sol y playa’, cultura, gastronomía, atracciones y relax. Así, vamos a analizar cuáles son los cinco principales mercados emisores de nuestros destinos competidores y comprobar si existe coincidicencia con los 'mercados fuente' de España: Reino Unido, Alemania, Francia, Países Nórdicos (Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega y Suecia) e Italia.

Suscripción

Se podría considerar que España se enfrenta a dos tipos de destinos turísticos competidores:

Por una parte se encuentran aquellos que rivalizan en lo que a número de turistas se refiere. Es decir, aquellos que según datos de la Organización Mundial del Turismo (OMT) registran un mayor número de visitantes. En 2017 en este ranking se ubican Francia, Estados Unidos, México, Reino Unido, Alemania o Tailandia.

Países más visitados 2017

Por otro lado, existe otro grupo de países, que bien podrían formar parte del primero, puesto que se encuentran entre los 10 más visitados del mundo, pero que rivalizan con España no sólo en cantidad sino en características. Es decir, poseen una ubicación similar a la de España y centran su modelo en la buena climatología durante la mayor parte del año y los kilómetros de playas. En este grupo se concentran los países del Mediterráneo, es decir, Italia, Turquía, Grecia, Marruecos, Egipto y Túnez.

Competidores Mediterráneo

España en la liga de los gigantes turísticos

Tabla comparativa destinos Mediterráneo

Se da la circunstancia de que Reino Unido es el mercado emisor que más veces aparece entre los principales países receptores de turistas extranjeros. Así, las islas británicas son el principal emisor de España y Francia, el tercero para Estados Unidos y México y el cuarto para Alemania. En este apartado afectan diferentes aspectos como la proximidad, el idioma, los viajes ejecutivos y la tradición.

Asimismo, en la comparativa del cuadro hay una marcada diferencia entre los países europeos y los americanos y asiáticos. Tailandia, Estados Unidos y México apenas suponen una amenaza para España a la hora de atraer turistas, puesto que sus mercados clave son diferentes. Sin embargo, en el Viejo Continente la competencia se incrementa, especialmente con Francia que comparte con España hasta tres mercados emisores. Asimismo, Reino Unido también se constituye como un rival a batir siendo un polo de atracción para galos y germanos.

España contra los rivales del MediterráneoTabla comparativa países más visitados

A la hora de listar a los rivales del Mediterráneo por antonomasia, los más nombrados son siempre Turquía, Egipto y Túnez, sin embargo, los “tapados” o los que pasan inadvertidos están más cerca y ejercen una competencia más voraz. Así, el vecino más cercano, Marruecos, comparte hasta cuatro mercados de origen y ha registrado un crecimiento considerable en los últimos años. Por su parte, Italia y Grecia también pujan por atraer a alemanes, franceses y británicos. Estos mismos países han mostrado un gran interés por Túnez, cuya principal fuente de turistas es Argelia.

Quizás, los datos más sorprendentes los arrojan Turquía y Egipto. Los otomanos son un destino predilecto para los alemanes, sin embargo, el resto de sus mercados (Rusia, Irán, Georgia y Bulgaria) son ajenos al interés de España. En el caso de Egipto se replica una situación similar ya que, con la excepción de los germanos, el resto de sus principales emisores son Ucrania, Arabia Saudí, Sudán y la tan codiciada China

Cabe señalar que esta configuración está influida por la crisis de seguridad afrontada por ambos países que llevó a diferentes ministerios de Asuntos Exteriores de naciones europeas a prohibir o no recomendar el viaje a estos destinos. Una vez que los gobiernos Europeos han eliminado dichas alertas, más allá de la influencia en alemanes y británicos, la recuperación de Turquía y Egipto no debería de afectar a los resultados turísticos de España.

Por el momento, la gran conclusión que se puede extraer de este análisis es que mientras que algunos destinos copan titulares siendo erigidos como los grandes competidores (Turquía, Túnez y Egipto), otros (Marruecos, Grecia e Italia) han realizado sus deberes en silencio y de forma constante ganando posiciones en esta lucha por convertirse en el destino de referencia para Europa. Por lo tanto, habría que plantearse si redefinimos cuáles son nuestros principales competidores.