El grupo ecologista vasco Eguzki ha denunciado ante el Cuerpo General de la Policía Canaria que una empresa turística de La Palma se dedica a perseguir y a acorralar a cetáceos con el fin de que los turistas pudieran sacar mejores.

Según informa El Día, la organización ha expuesto que esa práctica “está totalmente prohibida” por lo que no han dudado en ningún momento de presentar la denuncia.

Además, la organización medioambiental observó que en la excursión, que tuvo lugar el 28 de octubre, se detectaron diferentes infracciones por parte de la empresa turística, cuya principal función es ofrecer a los turistas salidas en barco para observar a las ballenas.