La compañía de cruceros Norwegian Cruise Line está construyendo un nuevo buque, el Norwegian Joy, que navegará en China y será el primero en contener un circuito de carrera de Ferrari. 

La pista de carreras de dos pisos ocupa dos cubiertas del barco y podrá ser disfrutada por hasta diez usuarios al mismo tiempo. Los pasajeros de las clases superiores Concierge y The Haven Class tendrán acceso a pases gratuitos con sus reservas. 

El crucero con capacidad para 3.850 personas comenzará a navegar desde Shanghai a partir del 27 de junio. También ofrecerá cursos de láser al aire libre, toboganes de varios pisos, coches de choque y el mayor centro comercial de lujo de la línea.