El grupo turístico Anex Tour, cuyo propietario y fundador es el magnate turco Neset Kockar, quiere resucitar la marca Neckermann Reisen, touroperador alemán que formaba parte de la quebrada Thomas Cook Group (TC).

Cabe recordar que a finales de 2019 la empresa con sede en Düsseldorf compró distintos touroperadores pertenecientes a TC como fue el caso de la filial rusa Intourist o los touroperadores alemanes Öger Tours, Bucher Reisen y Neckermann Reisen.

Según recoge Turizm Güncel, el objetivo de Anex sería revivir la marca de operador turístico más famoso de Alemania una vez se está recuperando la actividad tras el parón obligatorio generado por el Covid-19. "Tenemos un plan completo para Neckermann en el cajón y queremos reactivar la marca lo antes posible. Pero aún no hay una fecha fija", ha afirmado Murat Kizilsaç, director gerente de Anex Tour.



Posicionamiento de mercado

Si bien admite que el grupo está especialmente bien posicionado en lo que respecta a viajes al Mediterráneo oriental con Turquía y Egipto como protagonistas, indica que cobran cada vez más importancia España y Grecia —“tenemos un 50% más de hoteles en Mallorca que el año pasado "—, así como otros destinos como Alemania, Austria e Italia. "La crisis del coronavirus ha demostrado que no debemos limitar el número de destinos. Si un país cierra, entonces podemos ofrecer otro. Esto nos permite retener a nuestros clientes", ha apuntado.

Buenas reservas en Alemania

En lo que respecta a la situación actual del grupo en el mercado alemán, Kizilsaç afirma que las reservas están experimentando un repunte, aunque no se atreve a pronosticar si se mantendrá."Tenemos muy buenas reservas para los meses de junio, julio y agosto y también para el otoño. Generamos la mayoría de las reservas para Turquía, seguida de Grecia y España, que se encuentran en un nivel similar", destaca.

Anex Tour, fundada en 1996 y con sede en Düsseldorf, cuenta con touroperadores y agencias de viajes en Rusia, Bielorrusia, Ucrania, Kazajstán y Alemania. Cuenta con una compañía filial, Onex Travel, que se centra en los mercados de Chequia, Eslovaquia y Polonia. Asimismo, dispone de su propia aerolínea, Azur Air, que suma una flota de 26 aviones. A todo ello se suman agencias receptivas en 13 países que van desde España a Tailandia, una constructora y una empresa de leasing aéreo. El próximo verano, su cartera hotelera alcanzará los 10 establecimientos propios y otros siete en gestión.  El grupo cerrará el año 2019 con un total de 3,9 millones de clientes.