Hoy he encontrado a un amigo empresario por la calle, me para y me comenta: "El cliente que se alojó la semana pasada en tu hotel, cuando fui a recogerlo me dijo que no había dormido nada". 🤦🏻‍♀️

Y añade: "Me dijo que le había tocado la habitación de Regreso al Pasado y que en ella encontró una consola con videojuegos de su niñez, además encontró el juego que más le gustaba, cosa que le hizo saltar las lágrimas de alegría e ilusión" y, en resumen, estuvo jugando un buen rato y por eso no pudo dormir. 😀

Los Grandes Niños estamos subidos en una rueda de estrés, nervios y superación, conseguir que esa rueda pare por unos instantes en nuestras habitaciones es un gran logro y satisfacción personal.

Gracias a estos Grandes Niños que también nos visitan a diario porque ellos son parte del éxito del Hotel del Juguete ❤️ Un hotel para todos los públicos 😀