“Hemos aprendido a abrir hoteles en tiempo récord”, destaca Soraya Romero, directora de Recursos Humanos del Grupo Iberostar, en una entrevista en exclusiva para Tourinews. El Grupo Iberostar es una multinacional española cuyo negocio principal es Iberostar Hotels & Resorts, con más de 100 hoteles de 4 y 5 estrellas en 16 países y 34.500 empleados.

Esta velocidad para reactivar los alojamientos de la cadena requiere la reincorporación a sus puestos de trabajos de empleados que, en muchos casos, llevan más de un año en ERTE. Después de tanto tiempo sin trabajar, la gente vuelve con “entusiasmo”, pero teniendo en cuenta que muchos de ellos han perdido el hábito de trabajo y encuentran dificultades al desempeñar el rol que ocupaban antes. “Es muy importante la parte formativa”, destaca. La directora no solo se refiere a la formación obligatoria relativa a su puesto de trabajo, sino también a la parte de incentivar y motivar a los empleados. “Es el momento de poner el foco en el engagement laboral”, añade.

Además, Romero cree que la pandemia ha supuesto un “cambio en las prioridades”, tanto de los empleados como de las empresas, que va a suponer una “evolución positiva para todos”, concluye la directora.

Pregunta (P): ¿A cuántas personas emplea el Grupo Iberostar?

Respuesta (R): A 34.500 personas, de casi 100 nacionalidades distintas.

P: ¿Ha recuperado el Grupo Iberostar la normalidad total en algún destino turístico, en lo que se refiere reincorporar a todo el personal?

R: No, la normalidad total no se ha podido recuperar por el momento porque las ocupaciones tampoco son normales todavía. Pero sí somos muy optimistas y creemos que la recuperación va a ser relativamente rápida.

 

Iberostar Albufera Park   Mallorca

Iberostar Albufera Park - Mallorca

 

P: ¿Qué perspectiva tienen en este sentido?

R: Pues prevemos que la temporada termine mejor de lo que esperábamos y que el año que viene hayamos podido recuperar, al menos, el 75% con respecto a un verano normal previo a la crisis sanitaria, dato que arroja un reciente informe publicado por el centro de análisis FUNCAS.
 

Estamos intentando llamar al máximo número de empleados posible para que se puedan reincorporar"


P: ¿Cuáles son los criterios a la hora de reincorporar al personal?

R: Va en función de las necesidades de cada uno de los hoteles y del tipo de ocupación que se espere, pero estamos intentando llamar al máximo número de empleados posible para que se puedan reincorporar con total normalidad a su puesto de trabajo.

P: ¿Hay algún destino donde se priorice algún tipo de personal? Por ejemplo, para reactivar un hotel, el personal de mantenimiento es el primero que tiene que reincorporarse…

R: No. El Covid nos ha enseñado mucho porque hemos aprendido a abrir hoteles en tiempo récord. Antes sí que es cierto que las reaperturas nos requerían un mayor margen de tiempo, pero ahora, en esta situación y después de la experiencia del verano pasado, en el que de repente se pudo abrir y rápidamente tuvimos que volver a cerrar, sobre todo en España, pues hemos tenido que aprender a gestionar todo esto con una velocidad abismal.

P: Cuando llaman a un trabajador para que se reincorpore, ¿sienten su entusiasmo o se muestran algo reacios?

R: Yo, por lo que he palpado, siento más entusiasmo que pereza. La gente vuelve con muchas ganas de trabajar, han estado mucho tiempo esperando a que llegase este momento. A mí misma me ocurrió, durante varios meses también estuve en ERTE parcial y, cuando esta situación cambió, volví con muchísima más ilusión porque fue como ver la luz por fin. Parece que vamos volviendo a lo que todos queremos, aquello a lo que estábamos acostumbrados.
 

empleados

 

P: Nosotros hemos sondeado y en algunos casos se han encontrado con personas que sentían pereza al reincorporarse a su puesto de trabajo después de casi dos años inactivos, como en el caso de Baleares…

R: Sí. A ver, está esa parte de pereza o de sentimientos encontrados. La gente pensará: por un lado, me da pereza porque, de repente, me tengo que activar; pero, por otro lado, me hace ilusión porque sé que es lo que necesito. Es cierto que, al haber pasado tanto tiempo, hace que cueste un poco más al principio. Se pierde el hábito.

P: Muchas personas han perdido el hábito del trabajo, ¿qué tipo de apoyo hay que darles para que lo recuperen al reincorporarse?

R: Es muy importante la parte formativa, hay que refrescar su formación. No solamente la formación obligatoria que todos tienen que hacer, sino ir más allá: formación específica de su puesto de trabajo, incentivarles, trabajar mucho en recuperar la ilusión… En general, hay que hacer mucho engagement con ellos y fomentar más que nunca la comunicación interna.
 

Soraya Romero

Soraya Romero Destacados

 

 

"Hay que hacer mucho engagement con ellos y fomentar más que nunca la comunicación interna"


P: Hay personas que habrán perdido parte de su agilidad, ¿qué sucede con los trabajadores cuyo puesto requiere una actividad física intensa?

R: Con ellos se hacen jornadas formativas en trastornos de músculo esquelético, sobre todo para la prevención de lesiones. Al final, más allá del músculo, es cuestión de ser conscientes de las capacidades de uno mismo y poder ir habituándote de nuevo al rol que anteriormente desempeñabas. Por otro lado, durante este periodo, la mayoría de personas han salido a andar más que nunca, a correr, a jugar al pádel… Es decir, la gente más o menos se ha mantenido activa físicamente. Pero, aun así, la prevención es fundamental y muy necesaria.

P: ¿Qué otros factores crees que van a ser relevantes a la hora de comenzar a trabajar?

R: Desde mi punto de vista, tratando de tener una visión muy objetiva y desde una perspectiva global de la situación, creo que la pandemia ha supuesto un cambio a nivel psicológico que va más allá de lo que nos pueda afectar la situación, un cambio en cuanto a las prioridades. Muchas personas ahora van a valorar otros aspectos en las empresas que antes quizás no valoraban tanto o, al menos, no todas las generaciones. Un ejemplo muy evidente es el que nos ha dejado el teletrabajo. Mucha gente en la compañía ha estado teletrabajando. Ya se ha normalizado escuchar hablar de las políticas de teletrabajo y hay que empezar a ocuparse de ellas, tanto por el bien del empleado como de la empresa. Esta situación nos ha enseñado a todos que hay cosas que se pueden hacer de otra manera. Nos lo ha enseñado a nosotros como empresa y también a las personas como empleados. Estamos ante un punto de inflexión en la forma que vemos y entendemos el trabajo.

P:  Entonces, ¿usted cree que estamos hablando, en cuanto a gestión de la empresa, de una nueva era que va a incluir una evolución?

R: Sí y va a ser una evolución positiva para todos.