El uso frecuente del Falcon 900B por parte del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha acaparado las cabeceras de los diarios españoles en los últimos meses. Lo cierto, es que a Sánchez le han llovido las críticas por utilizar el avión presidencial indiscriminadamente, tanto para acudir a un concierto, como a un consejo de ministros o a Lanzarote para disfrutar de las vacaciones de Navidad. Y es que, se estima que un vuelo del Falcon 900B cuesta 5.600 euros por hora.

En realidad, el Estado español cuenta con una flota de siete aviones, que son utilizados para los desplazamientos de los miembros del Gobierno y de la Familia Real. También, son destinados a acciones humanitarias. Las aeronaves forman parte del Grupo 45 de las Fuerzas Aéreas de España, cuya base se encuentra en Torrejón de Ardoz (Madrid).

Dicha flota está conformada por dos Airbus A310 -que son de segunda mano de Air France y fueron adquiridos en 2002 por 172 millones de euros- y cinco Falcon 900B -dos fueron comprados en 1988 y tres en 2003, por 76 millones de euros-. Estos últimos son los más utilizados por Sánchez. Tienen unos 20 metros de longitud y capacidad para 12 personas. Además, alcanzan los 927 kilómetros por hora y disponen de autonomía por ocho horas.

BBPKlgS (1)

Pedro Sánchez a bordo del Falcon 900B | Foto: La Vanguardia vía msn

Uno de los aspectos más polémicos del avión es su oferta gastronómica. El servicio de catering de todas las aeronaves del Grupo 45 está a cargo de la empresa Gate Gourmet, que fue adjudicada por el Gobierno de Mariano Rajoy, en 2018, por un importe de 120.000 euros. Tal y como recoge La Verdad, el menú a bordo ofrece hasta 145 platos diferentes, entre los que se encuentra lubina salvaje con verduras y trigo vaporizado o salpicón de vieiras y langostinos.

Sin embargo, la cuestión que más preocupa al conjunto de la ciudadanía es el mantenimiento de los aviones. Se estima, que un vuelo en el Falcon 900B tiene un coste de 5.600 euros la hora, donde se incluye el salario del personal, combustible y mantenimiento. A su vez, se cree que tener a punto todas las aeronaves del Grupo 45 cuesta cerca de 10 millones de euros.

Los viajes de otros presidentes

El caso de Pedro Sánchez contrasta con el de otros mandatarios. Por ejemplo, Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, fue sorprendido el pasado domingo, 6 de enero, en un avión, viajando en clase económica. Lo cierto, es que Draghi es popular por rechazar los vuelos privados, así como los billetes de primera clase. En otra ocasión, el presidente del BCE fue pillado viajando en un tren de segunda clase.

draghi vuelo clase turista kYdB  620x349@abc

Mario Draghi se acomoda en la clase económica de un vuelo | Foto: ABC

El presidente de Irlanda, Michael D. Higgins, también ha sido noticia en los últimos días, debido a que viajó a la isla de Gran Canaria, para pasar el fin de año, en un vuelo de la ‘low-cost’ Ryanair. Higgins suele realizar sus viajes oficiales a bordo del Learjet 45 del Cuerpo Aéreo de Irlanda. No obstante, su visita a Canarias se trataba de un vuelo familiar y privado.

miggeldy

Michael D. Higgins, presidente de Irlanda | Foto: College Tribune

Mientras, Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, anunció en su campaña electoral que, de ganar las elecciones, pondría a la venta la flota y helicópteros del Gobierno. Así lo hizo. El pasado 3 de diciembre el Ejecutivo mexicano hizo pública, por medio de su cuenta oficial de Facebook, la venta del avión presidencial: un Boeing 787 Dreamliner, que pasó a formar parte de la flota de la Fuerza Aérea Mexicana en febrero de 2016.

Incluso, cuando el presidente mexicano advirtió sobre esta acción en campaña, le ofreció la aeronave a su homólogo estadounidense: Donald Trump. Entonces, realizó el anuncio por medio de un vídeo que también fue publicado en redes sociales y donde desvelaba su precio, 7.500 millones de pesos (308,8 millones de euros), y comentaba que se trataba de un “monumento a la corrupción”.

Los aviones más lujosos

Lo cierto, es que el presidente estadounidense realiza sus viajes a bordo del lujoso Air Force One, aunque también dispone de un helicóptero, el Marine One, para trayectos más cortos, así como de una limusina para trasladarse por tierra. El Air Force One es una denominación que se le da, desde 1959, a cualquier aeronave de la Fuerza Aérea de Estados Unidos destinado al transportar al presidente del país. En la actualidad, estos aviones pertenecen a la serie Boeing 747-200B.

De este avión se dice que es una Casa Blanca en el aire y es que, se transforma en sede del Gobierno cuando el presidente está a bordo. Cuenta con una superficie de 370 metros cuadrados, divididos en tres plantas. Incluso, va acompañado de un avión E-4B, que tiene como fin asistirlo por si surge algún imprevisto. También, está dotado de oficina médica y de un quirófano.

ByDPdg27Q 1256x620  1

Donald y Melania Trump frente al Air Force One | Foto: AP vía Clarín

El avión presidencial estadounidense, además, puede resistir el impacto de misiles lanzados desde tierra. Entre sus instalaciones se encuentra una suite y un área para practicar ejercicio. A su vez, tiene una tripulación conformada por 26 personas y capacidad para 70 pasajeros.

El avión presidencial de Vladimir Putin, destinado para volar al extranjero, no se queda atrás en lo que a lujo se refiere. Y es que, el IL-96-300 es prácticamente indetectable para los radares, cuenta con un canal de comunicación para resolver conflictos desde el aire y un precio de 500 millones de dólares.

avion vladimir putin 1920 6

Avión presidencial de Rusia | Foto: Reuters vía infobae