Desde el pasado viernes, Hawái cuenta con la mayor reserva protegida del mundo. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, multiplicó por cuatro el área del Monumento Nacional de Papahānaumokuākea, al noreste de las islas, hasta hacerle abarcar 1,5 millones de kilómetros cuadrados de tierra y mar. A partir de este momento, está prohibida la pesca comercial en la región e incluso se exigirá permiso especial para el desarrollo de investigaciones científicas. Este anuncio coincide con el centenario de los Parques Nacionales de Estados Unidos. Con motivo de este anuncio, Obama durante esta semana a Hawái para participar en el Congreso Mundial de la Naturaleza en Honolulu, organizado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. La zona protegida triplica el tamaño de España y es superior a la de todos los parques nacionales estadounidenses juntos Enlaces relacionados:27 de agosto: La protección de los delfines en Hawái pone en peligro a 200 empresas turísticas