TUI Group está en conversaciones con el Gobierno Federal de Alemania con el fin de conseguir una nueva ayuda económica de 1.800 millones de euros. Sería la tercera vez que las autoridades germanas tienen que acudir al rescate del gigante turístico, que ya recibió 1.200 millones de euros del banco de desarrollo alemán Kreditanstalt für Wiederaufbau (KfW) el pasado mes de agosto y otros 1.200 millones de euros en ayudas estatales el pasado mes de abril. 

Desde Reuters apuntan que esta nueva ayuda adicional provendría del fondo de estabilización económica de Alemania (WSF) y que aún se están discutiendo los detalles. Fuentes consultadas por la agencia de noticias apuntan que se baraja una ayuda de entre 1.000 y 2.000 millones de euros destinados a fortalecer la capitalización de la empresa.

No obstante, ni el gobierno alemán ni el principal accionista de TUI, el ruso Alexei Mordashov —que ostenta el 24,89% a través del holding chipriota Unifirm Limited— han hecho ningún comentario acerca del posible tercer rescate.

Más allá de las ayudas estatales, otras de las medidas que baraja la compañía para obtener mayor liquidez son la venta de activos y el aumento de capital, aunque para este segundo supuesto prefieren que el valor de las acciones en bolsa aumente.