El grupo británico Intercontinental Hotels Group (IHG) dio a conocer el pasado martes su beneficio neto en 2016: 392 millones, que constituyen una tercera parte de lo ganado en 2015 cuando se alcanzaron los 1.159 millones de euros debido a la venta de dos de sus grandes establecimientos en París y Hong Kong. 

Por su parte, la actividad en sus hoteles se mantuvo fuerte el año pasado, a pesar de las dificultades derivadas de los ataques terroristas. Aunque la cifra de negocios bajo un 4,9% hasta los 1.630 millones de euros, los ingresos por habitación disponible (RevPAR) indicador clave del sector, subieron un 1,8% debido principalmente a la tasa de ocupación calificada como ‘récord’.