Meliá Hotels International ha decidido impulsar en España su modelo de hoteles de lujo en el Caribe y para ello ha importado a Canarias una de sus marcas de mayor categoría: Paradisus by Meliá. Las islas de Gran Canaria y Lanzarote han sido las elegidas para el desembarco de su modelo caribeño de lujo.

Tal y como informa Atlántico Hoy, la hotelera mallorquina ha escogido los establecimientos Meliá Salinas (Lanzarote) y Meliá Tamarindos (Gran Canaria) para someterlos a un proceso de renovación y reposicionarlos como Paradisus Salinas Lanzarote y Paradisus Gran Canaria, gracias a una inversión de 50 y 15 millones de euros, respectivamente.

 

Ambos están ubicados a pie de playa y en zonas turísticas reconocidas como Costa Teguise, en Lanzarote, y San Agustín, en Gran Canaria. Asimismo, el Meliá Tamarindos cambiará su régimen de alojamiento para pasar a ser un resort ‘todo incluido’ de lujo.

Paradisus by Meliá es una de las marcas premium de mayor categoría del grupo, con una selección de nueve resorts de lujo ubicados en destinos caribeños como Cuba, México y República Dominicana, a los que se sumarán los escogidos en Canarias.