"Desde el sector ya habíamos avisado desde hace meses de que en estas vacaciones de mayo, y en verano, habría mucho, mucho tráfico en los aeropuertos, especialmente en Schiphol", sentencia Arjan Kersdirector General de TUI Nederland, en referencia a la crisis que se está viviendo estos días en el Aeropuerto de Ámsterdam (Países Bajos). La saturación de las instalaciones ha llevado al operador aeroportuario a pedir a las aerolíneas que cancelen sus vuelos.
 

arjan kers

arjan kers

 

"En el caso de TUI, un 99% de los clientes han salido de vacaciones y no hemos tenido que anular vuelos"


En declaraciones a Tourinews, el directivo de TUI admite que han tenido una semana bastante difícil, porque las vacaciones de mayo —equivalentes en otros países a Semana Santa— se están viendo eclipsadas por los problemas derivados de la falta de personal en el aeropuerto capitalino. "Avisamos, hablamos e intentamos ayudarnos mutuamente para intentar evitar el desastre que hemos visto esta semana, especialmente de este fin de semana, cuando se llegó al punto en que Schiphol pidió a las diferentes compañías aéreas que anularan vuelos para evitar el desastre", relata.

Había gente que llevaba dos años sin ir de viaje con sus familias, y ahora sería un desastre anular algo tan esperado"


Ante dicha petición, la posición del touroperador es tajante: "Nosotros, desde el primer día, hemos dicho que no vamos a anular nada de nada, porque no vendemos billetes, vendemos vacaciones, y había gente que llevaba dos años sin ir de viaje con sus familias, y ahora sería un desastre anular algo tan esperado".
 

Aeropuerto de  Schiphol, Ámsterdam

Aeropuerto de Schiphol, Ámsterdam

Kers subraya que han pedido al gestor que haga su trabajo y consiga controlar la situación. "No solo nosotros, todo el sector se lo ha pedido”, enfatiza. Eso sí, reconoce que no todos los problemas dependen de la empresa aeroportuaria, ya que los atascos se han dado en todas las áreas, desde controles de seguridad —dependientes del Gobierno—, hasta la recogida de equipajes —donde personal de KLM protagonizó paros en el fin de semana del 23 al 24 de abril—. "Esto causó el primer colapso, pero este fin de semana fue peor", comenta el ejecutivo.

Pese a los obstáculos, han conseguido mantener su operativa. "En el caso de TUI, un 99% de los clientes han salido de vacaciones y no hemos tenido que anular vuelos". Para hacerlo posible, comenta que han aumentado la presencia del personal propio en el aeropuerto para ayudar a sus clientes "en las enormes colas". "Hemos dispuesto gente para informar a nuestros pasajeros en qué zonas pueden hacer menos cola. Hemos intentado ayudar por todas las partes para evitar que los clientes afronten retrasos, pierdan vuelos, etc.", añade.

Hacer los deberes para el verano


Kers comenta que tuvo la oportunidad de hablar con el CEO de Schiphol este fin de semana y que se han emplazado a reunirse de nuevo una vez superado el próximo fin de semana, para evaluar qué ha pasado en mayo. "Nos sentaremos, junto a las grandes compañías aéreas y touroperadores, para tomar medidas para el verano. En verano podría haber otra vez un desastre si no tomamos acciones", concluye.