¿Dormir bajo el abrigo de las auroras boreales en el Círculo Ártico? Es posible en Finlandia, donde hay instalados iglús cuyos techos son totalmente de cristal que permiten disfrutar del cielo nocturno en todo momento. Estas estructuras futurísticas forman parte del Kakslauttanen Arctict Resort y están hechas de cristal térmico por lo que se mantienen acogedoras pese a los -40 grados del exterior. ¿No es suficiente este alojamiento tan original? El resort cuenta con saunas, restaurante, un bar de hielo, una capilla de nieve y una galería de esculturas de hielo. Por 455 dólares por noche se puede contemplar la magia de la naturaleza en todo su explendor.