El Instituto Robert Koch (RKI) de Alemania, entidad pública responsable del control y prevención de enfermedades, tenía tres niveles de clasificación con respecto a la incidencia del Covid-19 en otros países —alto riesgo, riesgo o seguras— y dependiendo de ello, el nivel de restricciones a los viajes variaba. Pero ahora ha introducido una nueva categoría: “áreas de riesgo especial” o “de mutación”.

Para que otro país sea considerado como “área de mutación” se tiene que estar propagando una nueva variante del virus que no se esté dando al mismo tiempo en Alemania y que puede representar un riesgo especial, por ejemplo, que tenga mayor contagiosidad, que aumente la gravedad de la enfermedad o que debilita el efecto de inmunidad conseguido mediante vacuna o infección previa.

Los países donde la mutación ha impactado más

Desde el pasado 13 de enero, Irlanda, Reino Unido y Sudáfrica estaban clasificados en este nivel, Brasil se añadió el 19 de enero y, a partir de hoy, 27 de enero, se suma Portugal, y es que, según las autoridades sanitarias lusas, la variante británica ya supone el 13% de todas las nuevas infecciones registradas en el país, y hasta un 20% de las de la capital, Lisboa. Portugal ya era considerado de alto riesgo desde el 24 de enero, a excepción del archipiélago de Madeira, que se mantiene como zona de riesgo desde el 9 de enero.

Lo cierto es que esta nueva clasificación apenas cambia nada para los viajeros, que seguirán estando obligados a presentar antes de viajar una prueba negativa (PCR, TMA, LAMP o de antígenos con sensibilidad ≥80% y una especificidad ≥97%). Esta será requerida por el transportista. Además, una vez haya ingresado en Alemania deberá guardar una cuarentena obligatoria de 10 días, que puede acortarse a 5 en caso de que se someta a una segunda prueba que también resulte negativa.
 


Los niveles y las restricciones aplicadas

  1. Áreas de mutación: Se exige una prueba realizada 48 horas antes para poder viajar y se impone cuarentena obligatoria de 10 días que puede acortarse a la mitad.
  2. Áreas de alto riesgo: en las que la Incidencia Acumulada supera los 200 nuevos contagios por cada 100.000 habitantes en los últimos siete días. —En este grupo se encuentra España, a excepción de las Islas Canarias que son consideradas como áreas de riesgo—. Se exige una prueba realizada 48 horas antes para poder viajar y se impone cuarentena obligatoria de 10 días que puede acortarse a la mitad.
  3. Áreas de riesgo: Supera los 50 nuevos contagios por cada 100.000 habitantes en los últimos siete días.  Se exige prueba PCR realizada hasta 48 horas después de entrar al país y se impone cuarentena obligatoria de 10 días que puede reducir a la mitad.
  4. Áreas que fueron de riesgo en los últimos 10 días, pero ya no lo son. No hay restricciones.

Cabe destacar que actualmente Alemania desaconseja los viajes de cualquier tipo hasta el 14 de febrero, especialmente a las zonas internacionales consideradas de riesgo, sin embargo, esto no supone una prohibición como tal. El Gobierno Federal de Alemania distingue entre “advertir” y “desaconsejar”, siendo este último el de menor gravedad. El país germano advierte en contra de viajes a la gran mayoría de países de fuera de la UE y Schengen, con algunas excepciones.