Esta semana ha entrado en vigor el nuevo sistema de cuarentena en Alemania. Los viajeros que regresan al país procedentes de zonas de riesgo se tendrán que someter a un aislamiento de diez días, tal y como informa Touristik Aktuell. La medida, anunciada en octubre, sustituye al sistema de pruebas gratuitas para todos los viajeros en aeropuertos.

No obstante, tras cinco días de autoasilamiento pueden someterse a un test y, en caso de dar negativo, poder recuperar la normalidad.

Asimismo, la norma tendrá excepciones y es que personas que viajan por condiciones especiales pueden evitar la cuarentena si dan negativo en una prueba realizada 48 horas antes o a su llegada. Estas excepciones son:

  • Los viajeros de negocios que han permanecido en un área de riesgo por menos de cinco días.
  • Las personas que han acudido a una zona de riesgo para visitar a familiares o amigos.

Asimismo, también estarán obligados a rellenar el registro de entrada digital (DEA) antes de regresar. Para ello, deberán ingresar en la web www.einreiseanmeldung.de. Hasta ahora, este control se realizaba rellenando un formulario físico. Esta norma no solo se aplica a los viajeros que llegan por la vía aérea, sino que afecta a los transportes en coche, tren, autobús o barco.

Cabe recordar que Alemania considera a todos los destinos españoles como zonas de riesgo, a excepción de las Islas Canarias, decretada como segura desde el pasado 22 de octubre.