La naviera acometerá la mayor inversión de su historia para mejorar su flota por lo que invertirá 170 millones de dólares en remodelar sus buques de lujo. El Silver Whisper será sometido a una remodelación que tendrá lugar en octubre de 2016. Sus suites serán renovadas incluyendo suelos de mármol emperador oscuro en los baños, asimismo, los espacios comunes serán actualizados contando con nuevas tumbonas. Otros espacios como el restaurante principal y La Terrazza recibirán un nuevo diseño. A su vez, mejorará su oferta de entretenimiento con televisión vía satélite y aumentará su velocidad de conexión a internet. Otras naves que pasarán por el dique seco son el Silver Wind y el Silver Discoverer