La Diputación de Málaga ha adjudicado finalmente la gestión del Caminito del Rey a la UTE formada por las empresas Hermanos Campano, S.L. y Bobastro 2000, S. L. La gestión de este espacio incluye su conservación, las entradas, la seguridad y la vigilancia. Al sacar a concurso el espacio, la Diputación impuso el pago de un canon mínimo de 75.000 euros y la exigencia de que al menos un 9% de la recaudación de las entradas se destinara al mantenimiento del Caminito. La UTE que ha resultado ganadora plantea pagar un canon que supere los 400.000 euros al año y destinar un 17,25% al mantenimiento del espacio. Estos datos, junto a la solvencia económica que han demostrado ambas empresas, han decidido el concurso a su favor. Cabe destacar, finalmente, que la entrada -anteriormente el acceso era gratuito- tendrá un precio máximo de 8,2645 euros, más el 21% de IVA aplicable