Pese a que “los nubarrones” del Covid-19 y la amenaza de nuevas crisis no han abandonado al sector turístico, Norbert Fiegbig, presidente de la Asociación alemana de Agencias de Viajes DRV, se siente orgulloso de cómo la industria ha conseguido superar los difíciles obstáculos. “Somos resistentes y hemos demostrado que tenemos capacidad para superar las crisis”, ha afirmado durante su conferencia en el evento “Back to Travel 2022”, celebrado del 18 al 22 de mayo en la ciudad de Bingen (Alemania).

Covid: los políticos deben evitar el pánico


Durante su intervención, el presidente de la asociación germana recalcó que la pandemia ha modificado las conductas de los clientes, aspecto al que deben prestar especial atención desde la industria. “Cada vez se reserva con menos tiempo de antelación y nos tendremos que acostumbrar a ello en los próximos años”, aconsejó.

De hecho, recalcó que se debe tener conciencia de que “el coronavirus no ha pasado aún” y habrá que prestar especial atención a lo que ocurra en este otoño, sobre todo, en lo que respecta a la gestión política del virus. "Como sector hacemos un llamamiento: que en los meses previos al otoño no comience el pánico. El ministro de Sanidad tiene una tendencia hacia ello. Debe acabarse este tipo de gestión de la crisis del virus, es injusto y no está justificado", aseveró. Recomendó que los políticos se limiten a hacer comentarios basándose en “hechos contrastados”, para evitar lanzar mensajes que asusten sin sentido a los clientes. “No podemos aceptar que se genere inseguridad en los clientes, porque rápidamente se convierten en exclientes, perjudicando nuestro negocio”, concluyó.


La sorpresa del Mediterráneo Oriental


No solo el coronavirus tuvo espacio en su discurso, ya que también analizó el impacto que ha tenido la guerra de Ucrania, que ha sido inferior de lo esperado en algunos destinos. “Nos ha sorprendido que está funcionando muy bien el Mediterráneo Oriental, acaparando el 50% de las nuevas reservas. Pensábamos que la crisis de Ucrania desviaría los flujos, pero Grecia, Egipto y Turquía están funcionando muy bien”, indicó Fiebig. Asimismo, explicó que este fenómeno no es del todo inesperado, ya que ha ocurrido en anteriores ocasiones como cuando después del desastre de Fukushima se dispararon las ventas hacia Tailandia.


Digitalización sí o sí


No todos los retos del sector turístico son externos, apuntó el presidente de DRV, quien recomendó a los agentes de viajes asistentes a Back to Travel —más de 350— hacer los deberes en materia de digitalización. “Cuidado, porque las ventas online se han disparado y aquí hay dos alternativas para los agentes de viajes: ofrecer e intensificar sus propias reservas online y aumentar el vínculo con el cliente durante y después del viaje, agregando valor al servicio de los agentes de viajes”, clarificó.

De hecho, este peso de las ventas en línea es, en su opinión, otra de las consecuencias de la pandemia: “Nos hemos acostumbrado a las compras online y esto no se irá de la noche a la mañana y, por supuesto, esto afecta también a la venta de viajes”. Hizo, por tanto, un llamamiento a utilizar “todas las posibilidades técnicas y aumentar la calidad del asesoramiento para maximizar el vínculo del cliente con el agente”.
 

Norbert Fiebig, presidente de DRV  Foto Tourinews

Norbert Fiebig, presidente de DRV | Foto: Tourinews©
 

Retos futuros muy complejos: energía, escasez de profesionales y sostenibilidad


Pero los tres retos mencionados anteriormente no son los únicos que acechan al sector turístico, según Norbert Fiebig. Los precios energéticos, la sostenibilidad y la escasez de profesionales son desafíos que se tendrán que afrontar más pronto que tarde.

“El próximo reto para nosotros es cómo se han disparado a las nubes los costes de la energía. Vemos como suben los precios de los alimentos y todo es más caro. La inflación es alta y tenemos potencialmente menos ingresos para invertir en viajes”, señaló. No obstante, la situación no es grave de momento, ya que el último informe sobre el comportamiento de los consumidores alemanes, elaborado por la compañía de investigación de mercados GFK, apunta que los germanos están ahorrando solo en algunas áreas. "El consumidor alemán está ahorrando en alimentos, comprando marcas blancas, pero no en cosméticos ni en viajes. Soy muy optimista”, afirmó el presidente de DRV.

La escasez de aprendices y la dificultad de retener al personal formado es, según su perspectiva, “uno de los grandes retos”. Declaró que desde la asociación que preside quieren ayudar poniendo en contacto a las empresas que busquen empleados y trabajadores que quieran evolucionar y cambiar. “El objetivo es retener en el sector a los normalmente muy formados empleados, haciendo atractivo el propio sector, también para las nuevas generaciones de trabajadores del sector de los viajes”, aclaró.

 Añadió que es obligatorio tratar seriamente la sostenibilidad. “Esto será un factor de diferenciación que debemos abordar con transparencia”, vaticinó.