Parques temáticos hay para todos los gustos, desde los que están dedicados a mundos de fantasía o marcas concretas, hasta los que apuestan por las atracciones más vertiginosas. Pero en una población de Japón llamada Beppu han ido un paso más allá.La región conocida por sus Ryokan (hoteles) con onsen (baños tradicionales de aguas termales) quiere atraer a nuevos turistas con una revisión del parque de atracciones en el que el spa tiene un papel fundamental.Montañas rusas que son mini-jacuzzi, norias-spa o grandes piscinas con aguas termales son algunas de las propuestas de este original concepto. Aunque, claro está, es una imaginación cuya puesta en práctica puede ser muy complicada. En caso de hacerse realidad, ¿lo visitarías?