Las prisiones son lugares cerrados que durante decenas de años guardan en su interior miles de historias de convictos que por diferentes motivos han dado con sus huesos en ellas. Una vez termina su vida útil, muchas quedan en desuso o en el olvido, siendo pasto de la leyenda negra y de los amantes del misterio.

Otras, sin embargo, consiguen abrirse al público y atraer a miles de turistas, como es el caso de la infame Alcatraz (Florida, Estados Unidos); otras son reconvertidas en hoteles de lujo o se transforman en restaurantes; y otras encuentran una nueva vida como punto de referencia para los ciudadanos. Este es el caso de ‘La Modelo’ de Barcelona para la que se está proyectando una reconversión en espacio cívico con zonas verdes, áreas de exposición, colegios y vivienda pública.

feb467a4 46fb 4f77 9dc0 f9c581ce7757

Ubicado entre las calles Rosellón, Provenza, Nicaragua y Entenza (Eixample), el Centro Penitenciario de Hombres de Barcelona abrió sus puertas el en 1904 bajo un nuevo concepto que pretendía servir de “modelo a seguir”.

La prisión, diseñada por los arquitectos Salvador Viñals y José Doménech y Estapá, forma parte de la historia contemporánea de la Ciudad Condal y tiene un gran simbolismo para los ciudadanos. Tras casi 113 años de actividad, cerró definitivamente el 9 de junio de 2017 y pasó a ser de titularidad municipal el 1 de enero de 2018. Desde entonces, se ha iniciado un proceso de transformación en el que se ha decidido abrir sus puertas para que los visitantes puedan conocer de primera mano una importante parte de la historia de Barcelona.

Un espacio abierto

Desde el pasado 21 de enero de 2018 las puertas de la prisión están abiertas de lunes a sábado a todos aquellos que tengan interés en recorrer el patio de entrada.

Asimismo, todos los viernes, de 15.00 a 18.00 horas, y los sábados, de 10.00 a 18.00 horas se permite que tanto ciudadanos como visitantes puedan entrar de forma libre a la paquetería, el locutorio, el centro del panóptico, las galerías 4 y 5 y el polideportivo. No es necesario ningún tipo de inscripción previa pero los grupos, que acceden cada cuarto de hora, tienen un tamaño máximo de 30 personas.

A su vez, también se celebran exposiciones temporales, visitas guiadas y tematizadas que profundizan en el pasado del antiguo centro penitenciario y los colectivos que acogió en su interior a lo largo de sus 113 años de historia.

El futuro

No obstante, esta fase de visitas guiadas tiene fecha de caducidad, ya que el objetivo del Ayuntamiento de Barcelona es transformarla para crear un espacio que ofrezca diferentes usos a la ciudad, uniendo memoria histórica, patrimonio, espacios verdes y uso colectivo.

Modelo del futuro

Modelo del futuro proyecto

Tras un proceso participativo en el que administración, asociaciones y vecinos tuvieron voz, se plantea la apertura de esta parcela que ocupa dos manzanas siguiendo cuatro criterios fundamentales:

  • Convertir un recinto cerrado y opaco en un espacio abierto y con usos de ciudad.
  • Mantener la esencia de La Modelo en lo que se refiere al patrimonio y a la memoria. En concreto se mantendrán sus galerías (acogiendo una de ellas un espacio memorial) y el panóptico o cúpula central que se convertirá en una plaza cubierta y polivalente. Asimismo, el conjunto de edificios que conformaban la penitenciaría también se mantendrán.
  • Ubicar los equipamientos comprometidos y la vivienda pública necesaria. Acogerá un instituto-escuela, guardería, residencia de gente mayor y centro de día, espacio Memorial, polideportivo, espacio para jóvenes, espacio de economía social/solidaria y viviendas públicas.
  • Crear un gran pulmón verde para el Eixample y para toda la ciudad. Un total de 19.900 m2 de espacio público, con el verde, los árboles y la vegetación como protagonistas.
Modelo del futuro 2