La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) ha emitido el primer certificado de aeronavegabilidad a un Boeing 737 MAX construido después de marzo de 2019, mes en el que la agencia gubernamental retiró los permisos para volar a este modelo de avión debido a dos accidentes que causaron la muerte de 346 personas.

El pasado 18 de noviembre, la FAA levantó la prohibición de volar a esta aeronave, ya que Boeing había implementado algunos de los cambios solicitados por la agencia en el sistema de seguridad, además de una nueva formación para los pilotos antes de volver a operar con este modelo.

Boeing ha fabricado aproximadamente 450 aviones 737 MAX desde 2019, que están esperando a ser aprobados por la FAA para ser entregados a las aerolíneas. La agencia espera “tener disponible un número suficiente de inspectores para cumplir con el calendario de entregas planificado por Boeing en un futuro cercano”, ha explicado Lynn Lunsford, portavoz de la FAA, en declaraciones recogidas por Reuters.

Aparte de este primer certificado de aeronavegabilidad, la FAA aprobó la semana pasada un plan de entrenamiento de American Airlines para pilotos. Esta formación facilita a American Airlines reanudar los vuelos comerciales con esta aeronave a partir del 29 de diciembre, fecha en la que se prevé que las pruebas requeridas y actualizaciones en el software hayan finalizado.