Los pilotos de aviones están empezando a advertir de los posibles peligros que los drones, uno de los regalos más codiciados en las fechas navideñas, pueden entrañar. La Asociación de Pilotos de Aerolíneas Británicas (BALPA) teme que en 2017, debido al aumento de este tipo de naves, pueda incrementarse el número de colisiones entre aviones y estas máquinas no tripuladas. Steve Landells, especialista en seguridad de vuelo de BALPA, ha apuntado que “los drones pueden ser muy divertidos y no nos sorprende su popularidad por Navidad”. Sin embargo, el experto afirma que no todo el mundo que juega con estas máquinas se preocupa por las normas de seguridad, por lo que insta a todas aquellas personas que posean una, a echar un vistazo al ‘Código de Aviones no Tripulados’ de la Autoridad de Aviación Civil. BALPA exige que se realice un seguimiento para identificar y localizar a cualquier persona que utilice un dron de manera irresponsable debido a los peligros que esto podría acarrear.