“El turismo es una actividad económica muy susceptible y cambiante, por lo que es necesario que hayan nuevas ideas”, así defiende Pere Granados,  alcalde de Salou (Tarragona) y también presidente del Patronato de Turismo de la localidad, la necesidad de que existan foros y encuentros en los que los profesionales del sector y las autoridades se reúnan para intercambiar experiencias y proponer ideas renovadoras.

Es por ello que el primer edil del municipio integrado en la Asociación de Municipios Turísticos de Sol y Playa y que el pasado año registró la llegada de 1.222.677 turistas y 5.868.225 pernoctaciones en el 2018 según la encuesta de ocupación hotelera del Instituto Nacional de Estadística, acudió los pasados 12 y 13 de diciembre al Foro Internacional de Turismo Maspalomas Costa Canaria.

Aprovechando su participación en este encuentro para debatir sobre el impacto de la masificación en los destinos, Ignacio Moll, editor de Tourinews, conversó con Granados con el fin de desgranar la actualidad y el futuro de la actividad turística.

Ignacio Moll y Pere Granados durante la entrevista

Ignacio Moll editor de Tourinews y Pere Granados,  alcalde de Salou (Tarragona) y también presidente del Patronato de Turismo

Pregunta (P): ¿Qué te ha sorprendido o llamado la atención de este séptimo foro de turismo?

Respuesta (R): Todas las mesas han sido de un nivel alto, tanto por los temas que se han tratado como por los ponentes que han participado, un claro ejemplo es la relativa a la economía circular.

P: ¿Qué conclusiones se pueden extraer del debate sobre masificación en el que ha participado?

R:  Sirve de toque de alerta para que los municipios turísticos hagan las cosas bien porque si no, lo que vamos a conseguir es tener un overturism, sobre todo, en las temporadas altas que genera un grado de insatisfacción grande por parte del turista y, lo más importante, por parte de nuestros residentes.

P: El turista se ha convertido en “enemigo” del residente…

R: Cuando el hecho turístico repercute de forma negativa en el residente, éste evidentemente se queja, pero no contra el turista sino contra la falta de aplicaciones políticas para poder paliar una situación en la que todo está sobredimensionado. La masificación turística significa que los servicios que ofrece el municipio no dan solución a la gran demanda que tiene en ese momento por la afluencia de turistas que se suma a la de los residentes, que pierden en calidad de vida. Ahí es donde los municipios turísticos tenemos que procurar tener esa visión de que tenemos que ser destinos turísticos sostenibles desde el punto de vista económico, medioambiental y del trabajo. Con eso podemos llegar a conseguir un municipio de calidad.

P: ¿Salou está haciendo los deberes en esa dirección?

R: Creo que hemos fijado los puntos para desarrollar los diferentes planes estratégicos que tenemos para este nuevo mandato: hemos aprobado el plan de acción de promoción de la ciudad desde el punto de vista turístico y hemos conseguido crear la ponencia de gobernanza en la que hemos incluido a los residentes que no tienen ningún vínculo económico con el turismo, para escuchar los problemas e inquietudes que les pueda generar la actividad y hacer propuestas para que el Consejo Rector y yo, como presidente, tomemos las medidas adecuadas para mejorar su calidad de vida y, cómo no, también la oferta turística para que el visitante tenga también una gran satisfacción con la experiencia vivida.

Pere Granados,  alcalde de Salou (Tarragona) y también presidente del Patronato de Turismo

Pere Granados,  alcalde de Salou (Tarragona) y también presidente del Patronato de Turismo

 

P: Además del overtourism, la competitividad también es otro reto para los destinos, ¿en qué línea se puede trabajar?

R: La digitalización es fundamental y ahí sí que tenemos un reto, aunque España va muy adelantada. Con el programa de SEGITTUR y Red.es con los DTI (Destinos Turísticos Inteligentes) se están aplicando muchas medidas para digitalizar nuestros destinos y eso va a hacer que seamos muy competitivos. O te adaptas de forma muy rápida a la digitalización o te quedas, no solo obsoleto, sino en la prehistoria, porque las nuevas tecnologías van a pasos tan agigantados que se requiere ser un municipio digital para ser un destino competitivo y de calidad.

P: Salou forma parte de la Asociación de Municipios Turísticos, ¿está funcionando?

R: Sí está funcionando, pero cuando hay un año de elecciones en el que tiene que haber la formación de la nueva corporación entra gente nueva y tiene que haber una adaptación. Es un espacio muy interesante en el que los 8 municipios que lo formamos compartimos e intercambiamos ideas y experiencias. ¿Por qué? Pues porque no entramos en competencia. Aquí se ha puesto de manifiesto que todos los destinos somos diferentes, cada uno tiene su particularidad. Pero está bien que la experiencia de uno le sirva al otro para mejorar.

P: ¿Puede subir la cifra de miembros?

R: Yo no querría. Nosotros nacemos para compartir experiencias y conocimientos, no para ser como la Federación de Municipios o la Asociación Catalana de Municipios. Nuestra vocación es la de trabajar conjuntamente para mejorar.

P: Se podría decir que son como un club de municipios turísticos que vieron posibles sinergias y empezaron a reunirse.

R: Efectivamente. Incluso, por qué no decirlo, un lobby. Nosotros vamos a ejercer las presiones necesarias sobre los distintos gobiernos para que adopten las medidas que entendemos que deben tomarse para mejorar los destinos turísticos y, en definitiva, para mejorar los municipios.

Planode Salou, Tarragona

Planode Salou, Tarragona

P: Hablando de presión, ¿qué demanda haría ahora y por qué?

R: Pediría un nuevo modelo de financiación de los municipios turísticos. El factor principal que se tiene en cuenta a la hora de participar en los tributos del Estado no es la población flotante, sino la estable. Y eso no está compensado, ni es equitativo con el resto de municipios y ahí está la cuestión que venimos reivindicando. Me parece muy injusto que no se tengan en cuenta los turistas que te piden y requieren los mismos servicios que el residente, como, limpieza o policía. Por ejemplo, nosotros tenemos 28.000 habitantes y damos servicio a más de 2 millones de visitantes, es más, en el mes de agosto la población natural se multiplica por siete; estamos hablando de unas 200.000 personas al día, convirtiéndonos en la población con más personas de toda la provincia de Tarragona y, al cabo de los años, la presión que ejercen sobre el espacio público es mucha.

P: ¿Qué soluciones propone?

R: Hay soluciones, pero me imagino que no gustan. Por ejemplo, participar en un porcentaje del IVA que se recauda en el municipio. De esta forma no incrementas la presión fiscal ni al residente ni a las empresas, lo que pasa es que es el Estado el que tiene que dejar de percibir un porcentaje de eso que está recaudando. Pero es equitativo porque grava el consumo tanto en el municipio turístico como también en el interior. No lo pido solo para nosotros.

P: ¿Para qué utilizaría esos recursos?

R: Sí, claro. Para mejorar los servicios que son suficientes pero que se pueden mejorar. Los municipios turísticos vamos a buscar turistas para que nos vengan a visitar. Cuantos mejores servicios tengamos y más variados, seremos muchos más competitivos.  Pero no lo veamos solo en clave de captar turistas, veámoslo también en clave del consumo propio del residente. Queremos incrementar la calidad de vida de nuestros residentes a través de prestarle mejores y nuevos servicios.