El estallido de la pandemia de Covid-19 durante el año 2020 hirió de gravedad a uno de los principales motores económicos de España: el Turismo. Ahora, ya conoce cuál ha sido el impacto real.

Según la Cuenta Satélite del Turismo de España (CSTE) —estadística elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) que concentra los datos más significativos con respecto a la actividad turística— el peso del turismo en el Producto Interior Bruto (PIB), medido a través de la demanda final turística, alcanzó los 61.406 millones de euros en el año 2020. Esta cifra supuso el 5,5% del total del PIB nacional.
 


 

Las cifras quedan muy lejos de 2019, año en que el turismo aportó 154.737 millones, lo que supuso un 12,4% del total.

Aunque aún falta mucho tiempo para conocer los datos referentes a 2021, informes de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) apuntan que, en los mejores escenarios se espera que el turismo aporte entre 66.435 y 77.273 millones de euros, unas cifras ligeramente por encima de 2020, pero aún muy lejos de 2021.

Aportación de la actividad turística al PIB y al empleo

Aportación de la actividad turística al PIB y al empleo

El empleo mantiene el tipo


Por su parte, en 2020, las ramas económicas características del turismo generaron los 2,23 millones de puestos de trabajo (un 11,8% del empleo total de la economía).

Se queda por detrás de los 2,68 millones de empleos de 2019, cuando suponía el 12,7% del total. No obstante, en ello juegan un papel fundamental los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), puesto que los trabajadores acogidos a ellos se clasifican como ocupados.