Pese a que la primera convocatoria de huelga concluyó ayer, nuevas amenazas se ciernen en los aeropuertos de Berlín, Alemania, ya que los sindicatos anuncian que retomarán sus acciones reivindicativas el próximo lunes.

Tras paralizar la capital germana durante la celebración de una de las tres ferias de turismo más importantes del mundo, la ITB de Berlín, el personal de tierra de los aeropuertos berlineses mantiene su postura con tal de que la entidad gestora de los aeródromos aumente el sueldo por hora trabajada. Sin embargo, darán un pequeño descanso a entidad y pasajeros hasta el próximo lunes en el que retomen sus paros.

Así se espera que el martes se cancele el 90% de todos los vuelos que operan los dos aeropuertos de la capital de Alemania.