Llegan buenas noticias desde Reino Unido, si este lunes se anunciaba la eliminación de las restricciones el próximo 2 de diciembre, que impedían a los ciudadanos de Inglaterra viajar al extranjero, ahora por fin se ha dado fecha al fin de la cuarentena de 14 días al regresar desde las zonas consideradas de riesgo —entre las que se encuentra España a excepción de las Islas Canarias—.

Y es que tras muchas filtraciones a los medios británicos, finalmente el secretario de Transportes, Grant Shapps, ha confirmado que a partir del 15 de diciembre la cuarentena obligatoria de 14 días al regresar de destinos de riesgo, se podrá reducir a solo 5 días, siempre que se sometan a un test que certifique que no están infectados.

Eso sí, tal como destaca Daily Mail, dicho test que puede reducir el aislamiento y cuyo coste oscila entre 65 y 120 libras (72 y 134 euros), debe ser pagado por el viajero y serán realizados por test designados por las autoridades. Anuncian que con ello pretenden evitar el colapso del sistema nacional de salud (NHS).

Shapps también se ha atrevido a pronosticar que a principios de 2021, la cuarentena podría ser eliminada totalmente, ya que considera que los test rápidos serán lo suficientemente fiables como para monitorizar todos los días durante una semana a los recién regresados. En este caso, el coste de los test rondaría las 5 libras (5,6 euros).

Se espera que este nuevo modelo sirva para fomentar las reservas durante las vacaciones de Navidad, aunque algunas voces del sector turístico, como Michael O’Leary, CEO de Ryanair Group, siguen reclamando que el mejor sistema es testear a la gente antes de viajar.