El fundador y máximo accionista de easyJet, Sir Stelios Haji-Ioannou, se ha desprendido por 13 millones de libras del 97% de sus participaciones en la aerolínea: antes poseía el 34% de la aerolínea y ahora se queda con un testimonial 1%. Es la primera vez que vende acciones desde 2015. Este movimiento ha generado cierto desconcierto entre los analistas y ha avivado los rumores de quiebra

Antecedentes

El pasado marzo, cuando estalló la pandemia del COVID-19, Haji-Ioannou solicitó a los directivos de la aerolínea que tomasen medidas con carácter urgente para minimizar los costes, tales como la cancelación de pedidos de aviones, especialmente de uno de cientos de unidades a Airbus; la destrucción de puestos de trabajo y la reducción de la flota. 

El fundador de easyJet se mostró especialmente insistente en la cancelación de pedidos de aviones por valor de "miles de millones", asegurando que se trataba de la "mayor amenaza para el futuro" de la aerolínea. A posteriori, la compañía solo aplazó la entrega de 24 aviones Airbus A320, de un pedido de 107 unidades, prevista para los años fiscales 2020-2022. Como respuesta, Haji-Ioannou pidió el despido del equipo directivo de la aerolínea, sin éxito. 

La reacción de los analistas

Según ha informado On The Wings of Aviation, la venta de su participación ha activado las alarmas de los analistas internacionales, quienes creen que easyJet está de camino a la quiebra y que el pedido a Airbus tiene mucho que ver. Lo cierto es que las acciones de easyJet se han desplomado un 45%, más que la media de la eurozona.

Ante este panorama, las decisiones que tome la compañía a partir de ahora serán cruciales para su supervivencia. De acuerdo con Haji-Ioannou, deberá recaudar 750 millones de euros hasta agosto para seguir con sus operaciones. No hay que olvidar que a las disputas internas, que giran en torno al pedido de Airbus, se suma la crisis sanitaria, que no genera más que incertidumbres sobre el comportamiento de la demanda.

Cabe destacar que Stelios Haji-Ioannou es el dueño del easyGroup al que, además de la citada aerolínea, pertenecen easyJet Holidays, easyHotel, easyCar, easyBus e easyFood. De forma independiente es accionista de la aerolínea africana Fastjet.