La Consejería de Asuntos Sociales y Deportes de Baleares ha anunciado que entre septiembre y octubre de este año comenzarán las obras de reforma del albergue de la Victoria, en Alcúdia (Mallorca). El reacondicionamiento, para el que se prevé una duración total de 12 meses, ha sido adjudicado a la constructora Bauen. El proyecto de rehabilitación de este alojamiento extrahotelero cuenta con un presupuesto de 2,27 millones de euros, la mayor parte será cubierta mediante fondos del Impuesto Turístico Sostenible —1,67 millones—.

Construido en 1964, el albergue ha sido gestionado más de 50 años por el Govern de las Islas Baleares. El albergue de la Victoria, es un enclave destinado a acoger encuentros juveniles o familiares, además de campamentos, reuniones o cursos. Es un Área Natural de Especial Interés (ANEI), debido a su localización en un entorno en el que puedes encontrar a pocos pasos tanto mar como montaña.


El emblemático edificio fue clausurado en 2019 por razones de seguridad, puesto que sus instalaciones no se adaptaban a la normativa vigente. Los arquitectos Toni Gelabert y Gonzalo del Val serán ahora los responsables de renovar el albergue, y ya se han conocido varias reformas concretas que se llevarán a cabo:

  • Se construirá una segunda escalera de emergencias 
  • Se creará una rampa en forma de serpentina que recorrerá gran parte del patio acompañada de un banco-barandilla
  • Se eliminarán las diferentes barreras arquitectónicas del espacio, creando una nueva disposición más abierta y orgánica.   
  • Se instalarán placas fotovoltaicas, se asegurará el hermetismo de las ventanas y se cambiará el sistema de calefacción para funcionar a través de una caldera con apoyo solar.

 

foto playa alcudia (Mallorca)

Entorno natural de Alcúdia (Mallorca)

Más sostenible y respetuoso


Desde la administración defienden la necesidad de la implementación de estas medidas para la mejora de la accesibilidad, la seguridad y la sostenibilidad de un edificio destinado a promover el ocio entre los jóvenes. El Govern asegura que la totalidad de las nuevas construcciones serán “sostenibles y respetuosas con el entorno”, integrando así el conjunto arquitectónico con el paisaje.