La capacidad de endeudamiento en una empresa turística se plantea cuando necesitas emprender un negocio o refinanciar el mismo para adaptarlo al futuro. Es en este momento cuando se necesita solicitar financiación, ya sea para un préstamo para comprar ordenadores o cambiar la fachada de tu local. Para calcular ese endeudamiento tenemos que hacer una reflexión profunda sobre nuestra realidad actual y saber cómo nos va a afectar la solicitud de ese préstamo.

¿Cómo calcular nuestra capacidad de endeudamiento?

La capacidad de endeudamiento de una empresa turística es la cantidad de financiación total que podemos asumir. Es la capacidad de endeudamiento, particular, familiar o empresarial que va a depender de nuestra situación puntual en cada momento en función del volumen de ingresos y gastos mensuales que tengamos en el negocio.

Siempre me ha gustado la filosofía americana de arranque de las empresas donde consiguen la financiación mediante las 3 FFF. Fools, Friends and Family (engañados, amigos y familia). Desafortunadamente, en España se tira más del endeudamiento bancario, muchas veces más de lo necesario, y sin un planteamiento financiero definido a largo plazo.

Tenemos que ser conscientes de la premisa, de ingresos menos gastos, y no podemos gastar más de los ingresos, y debemos de hacer una proyección económica sencilla a 4 años del retorno de la inversión que necesitamos realizar para que nuestro negocio siga vivo.

Una de las cosas más importantes es tener una parte de los ingresos destinados al ahorro para evitar tener problemas de solvencia y tensiones de tesorería con los pagos, ya que, si se retrasan pagos en función de lo previsto, puede convertirse en un pozo sin fondo, y si no tenemos esa hucha, puede que lleguemos a tener verdaderos problemas.

El Banco de España nos recomienda que tenemos que aplicar la regla del 35%, esa es la cantidad de ingresos que debemos ahorrar y no gastar, para tener un mínimo colchón financiero de cara a imprevistos. El endeudamiento no debe ser superior al 35% del capital neto que nos quede para cada uno de los meses de la explotación del negocio.

 

Diseño sin título   2021 06 11T152847.937

¿Cómo calcular nuestra capacidad de endeudamiento?

 

Esta regla del 35% de endeudamiento se refleja como la deuda que puede asumir una familia o una empresa y la cual no puede ser superior al 35% de sus ingresos mensuales.

Normalmente pocas empresas familiares o pequeñas realizan presupuestos o cuentas de explotación anuales, y ese suele ser el primero de los errores. Por muy pequeña que sea una empresa o un negocio, siempre hay que hacer un documento con los ingresos y gastos mes, a mes, semana a semana, e incluso día a día.

Se pueden crear bloques esenciales en esta primera plantilla, como son los gastos esenciales para desarrollar la actividad, el endeudamiento, y el ahorro.

Todo el dinero que una persona o empresa gana lo debe aplicar a cada uno de estos bloques.

Una vez tenemos clara la existencia de estos bloques podemos aplicar la regla del 35% de endeudamiento, que para algunos puede ser del 30% en lugar del 35%.

Por lo que la cantidad máxima que una persona o empresa debería gastar en financiación, es decir, destinar al bloque del endeudamiento, debería ser del 30% o 35% del total de sus ingresos.

  • Gastos esenciales: 50%

La mayor parte de los ingresos mensuales de una empresa se destinan a cubrir las necesidades básicas o gastos esenciales, los cuales podemos dividir en cinco grandes grupos:

  • Gasto en arrendamientos
  • Gastos salariales, Seguridad Social, coste de empresa.
  • Gastos en suministros, gastos en comunicaciones
  • Gastos en tributos, gastos financieros
  • Gastos varios, etc.

El endeudamiento debe suponer entre un 30-35% (como máximo)
 

El endeudamiento de una empresa se define como el conjunto de cuotas mensuales que se abonan por el dinero prestado por una entidad financiera.

Por su parte, la capacidad de endeudamiento se define como el límite de deudas que una empresa puede soportar sin riesgo de caer en impagos ni morosidad.

Si seguimos la regla del 35% evitaríamos adquirir más deuda de la que podemos pagar. En este grupo incluiríamos los conceptos de cuota hipotecaria, alquileres, créditos de tarjetas o préstamos personales para un coche de empresa o la reforma de un negocio, por ejemplo.

El endeudamiento debe fijarse siempre dentro de los límites mencionados anteriormente.

Cuanto menor sea el endeudamiento de una empresa, gozará de una mayor salud financiera y podrá dedicar esa parte a otros conceptos, incluido el ahorro o el reparto de dividendos.

Ahorro: 15-20%

En toda planificación empresarial, debemos destinar una parte de nuestros ingresos mensuales al ahorro. Este punto es igual de importante que los anteriores, ya que debemos tener un pensamiento a largo plazo en nuestras finanzas, con el objetivo de tener un colchón financiero para poder hacer frente a imprevistos.

 

El endeudamiento de una empresa se define como el conjunto de cuotas mensuales que se abonan por el dinero prestado por una entidad financiera

El endeudamiento de una empresa se define como el conjunto de cuotas mensuales que se abonan por el dinero prestado por una entidad financiera
 

Las empresas que ahorren menos del 10% de sus ingresos mensuales pueden tener un serio problema de liquidez y deben comenzar a plantearse el recortar gastos, donde normalmente se empieza por el personal, los costes fijos de personal son los que matan el desarrollo de cualquier empresa, y es muy importante tener dimensionada la plantilla en función de la producción por día e incluso por ahorrar. No hay que cubrir horarios innecesarios para horas o periodos de trabajo improductivos, bajo la premisa de que siempre se ha hecho así. Hay que redistribuir los costes de personal en función de la producción realizada en el horario productivo.

Una empresa saneada sin cargas financieras y siendo lo suficientemente disciplinada podría aumentar este porcentaje hasta el 50% e ir trabajando en garantizarse un futuro.

¿Cómo puedo calcular mi capacidad de endeudamiento actual?

Si necesitas financiación externa, las entidades financieras disponen de un sistema automático para averiguar si eres apto o no para pedir un préstamo con tu situación financiera actual. No obstante, puedes calcular tú mismo tu capacidad de endeudamiento siguiendo esta fórmula:

Capacidad de endeudamiento (CE) = Ingresos totales (IT) – gastos fijos (GF) x 0,35

  • Capacidad de endeudamiento (CE)
  • Ingresos totales: nóminas y rendimientos de otros productos como depósitos, pisos en alquiler o inversiones en valores.
  • Gastos fijos: alquileres o hipotecas, otros préstamos, recibos recurrentes (suministros).

Veámoslo con un ejemplo:

Imaginemos que tenemos un salario mensual de 1.500 € y que al mes ya pagamos unos 400 € de hipoteca. Estamos pensando solicitar un préstamo de 1.200 € para comprar unos ordenadores y queremos saber si nos concederán el préstamo.

Primero debemos calcular cuánto deberíamos pagar como máximo haciendo el siguiente cálculo: (1.500 € de ingresos – 700 € gastos fijos) x 0,35% = 280 €

Dentro de esos 700 € hemos incluido el gasto de la hipoteca, 400 €, más otros gastos como puede ser el transporte mensual, agua, luz, etc. Ahora, ya estamos pagando 400 € de hipoteca, por lo que la cuota del préstamo no debería exceder de 300 €. La cuota que pagar depende tanto del importe solicitado, como del tipo de interés como del plazo.

En resumen, la capacidad de endeudamiento de una empresa o autónomo sería el 35% de sus ingresos netos, es decir, el 35% del capital que le quede disponible tras restar a sus ingresos totales (nómina, intereses generados, ingresos extra) los gastos fijos.

En estos últimos entrarían la hipoteca o alquiler, el préstamo de un coche u otros préstamos personales, las compras a plazos y las facturas fijas de suministros (agua, luz, comunicaciones, etc.).

 

Diseño sin título   2021 06 11T152521.847

¿Cómo puedo calcular mi capacidad de endeudamiento actual?
 

¿Por qué es útil conocer la capacidad de endeudamiento?

Conocer nuestra capacidad de endeudamiento nos permite calcular al detalle nuestros ingresos y gastos mensuales para poder cumplir con las obligaciones financieras (deudas) y establecer estrategias que ayuden a disminuir gastos.

Hay que considerar que adquirir una deuda que no podemos pagar puede afectarnos no solo económicamente, sino también en nuestras relaciones personales, nuestra tranquilidad e incluso puede tener repercusiones en la salud.

Antes de solicitar financiación a terceros, es oportuno tener en cuenta algunos elementos:

Solicitar el dinero que se necesita, ni más ni menos. No pedir más de la cuenta por si acaso.

Acudir a entidades de reconocido prestigio, y nunca a usureros. No pagues nunca más del 12% de intereses.

Elegir el producto que más se adecúa a las necesidades del solicitante como a su capacidad de solvencia.



 

¿Qué factores van a determinar la capacidad de endeudamiento?

Para calcular la capacidad de endeudamiento no solo se deben tomar en cuenta los ingresos mensuales, también es importante evaluar otros aspectos de la economía integral de la persona:

Capacidad para generar ingresos en el futuro: En especial en el caso de los autónomos, evaluar este aspecto es muy importante antes de asumir una responsabilidad de crédito.

Solvencia económica: En ocasiones una persona puede tomar un préstamo poniendo como garantía un bien que ya es de su propiedad. Estos bienes forman parte del nivel de solvencia de la persona, lo cual puede ser de utilidad en un momento determinado.

Medios de pago alternativos: Son fondos que serán parte del patrimonio de la persona en el futuro. Pueden ser depósitos, bonos, etc.

Si tienes la idea, si tienes la ilusión y si tienes las ganas, y además piensas que vas a tener un retorno en la inversión; solicita financiación, pero aplica siempre el sentido común.

 Haz las cosas con tiempo, y mira varias condiciones hasta que des con la que más se adapta a ti en tiempo y forma. ¡Ojo y no pases del 35%!

 

*Jesús Menéndez López es CEO de Hotel Mystery Guest. Cuenta con MBA en Gerencia y Dirección hotelera por la Universidad Politécnica de Madrid y ha realizado estudios en UCC (University College Cork, Irlanda).