El Aeropuerto de Málaga-Costa del Sol reabrió ayer, 1 de julio, la terminal T2 y el muelle B para atender la recuperación de la actividad. Con la puesta en servicio de ambas áreas, la infraestructura “vuelve a estar al 100% de su capacidad para acompañar a la recuperación del tráfico aéreo”, tal y como indica el gestor aeroportuario Aena.

Desde la empresa pública explican que con la finalización del estado de alarma, la evolución de la situación epidemiológica y con el avance de la vacunación se aprecia una mejoría en el comportamiento de la demanda y en la oferta que las compañías aéreas están poniendo en el mercado.

El nuevo escenario, similar al anterior a la pandemia, añade a la T3 y los muelles C y D, el área de facturación de la T2, los filtros de seguridad de la T2 y el muelle B, que se ha sometido a una profunda modernización durante los meses en los que ha estado cerrado al tráfico. Además de la infraestructura puramente aeroportuaria, también se mantienen en servicio la sala VIP y los aparcamientos General P1, Express de Salidas y Preferente de Llegadas, así como el intercambiador de modos de transportes, para facilitar el tránsito entre los diferentes medios transportes públicos con la terminal.
 

Aeropuerto de Málaga    Foto  Tourinews

Aeropuerto de Málaga | Foto: Tourinews

La reapertura total forma parte del proceso general de reorganización en la red de aeropuertos de Aena y es la cuarta que lleva a cabo la infraestructura malagueña para adaptarse a la pandemia.
 


 

Obras durante la situación excepcional

Aprovechando la reducción de la actividad durante la alarma sanitaria, el Aeropuerto de Málaga-Costa del Sol ha seguido trabajando y ejecutando más de una docena de obras de mejora y modernización en toda la infraestructura. Entre ellas, destacan las actuaciones en embarques y accesos al muelle B de la T2, la remodelación de aseos, la adecuación del dique C para el tráfico Schengen y la renovación integral de la climatización de la T2.

También en la plataforma se han desplegado diferentes obras, como la adecuación de puestos de estacionamiento de aviones y la consiguiente reconfiguración de las rampas 3 y 4, la renovación del pavimento en la plataforma junto a la zona de actividades aeronáuticas y actuaciones en pavimento flexible en rodadura, plataforma y salidas rápidas.