El Green Building Council España (GBCe) ha desarrollado unas herramientas de certificación de edificios que permiten el diseño de inmuebles sostenibles y conocer cuál será su comportamiento y coste. Según Dolores Huerta, secretaria técnica de la organización: "España tiene como reto conseguir que las edificaciones de nueva planta sean de consumo de energía casi nulo porque la ciudad del futuro será muy parecida a los edificios que tenemos hoy", apelando de esta manera a un cambio en la edificación. La asociación tiene ahora como objetivo promover la eficiencia energética a través del uso racional de la energía y la implementación gradual de fuentes alternativas. Uno de los proyectos, que se empezará a construir en enero, es Madrid 0,0, una promoción inmobiliaria que se llevará a cabo en Torrejón de Ardoz y que tendrá tres pieles que se adaptarán a las condiciones climáticas, un sistema de geotermia como fuente alternativa y una chimenea solar. La propuesta de GBCe también resulta interesante para el sector hotelero, donde el coste de la energía representa aproximadamente el 6% del total de los costes de explotación, pues supondría una importante reducción de los gastos, al mismo tiempo que se contribuiría a la lucha contra el cambio climático