“Desde que se desató el procés (proceso independentista), el turismo que llega a Cataluña ha pasado de turismo de alto poder adquisitivo a turismo mochilero”. Así lo manifestó el vicepresidente y consejero delegado de Meliá Hotels International, Gabriel Escarrer Jauma, en la jornada El futuro del Turismo, celebrada el miércoles 27 de noviembre y organizada por Servimedia.

Según ha informado La Vanguardia, Escarrer reparó en que las estadísticas reflejan que el turismo internacional sigue llegando a Cataluña, pero que su perfil ha cambiado. En este sentido, consideró que las cuestiones políticas de la comunidad han sido como un “tsunami” para el sector, perjudicando especialmente a los establecimientos hoteleros de cinco estrellas, al turismo de compras y al de negocios.

Por último, señaló que esta situación no solo afecta a la evolución del turismo de congreso y al de mayor poder adquisitivo en Cataluña, sino a la del resto de España. Y es que, a nivel nacional, un cliente puede cambiar Madrid por Barcelona, pero los clientes internacionales "si descartan Barcelona descartan España". 

En el evento también participó el presidente ejecutivo de Iberia (IAG), Luis Gallego, quien indicó que la inseguridad que proyectan los disturbios en Cataluña no beneficia a nadie. "La seguridad es un driver muy potente a la hora de elegir destinos turísticos", aseveró. 

Por otro lado, desveló que Iberia no se ha visto afectada por esta situación, pero que las aerolíneas que tienen más actividad en el aeropuerto de Barcelona, como es el caso de Vueling y Level (también pertenecientes a IAG), "sí están sufriendo un descenso de ventas". 

Tanto Escarrer como Gallego hacen referencia a los disturbios que han tenido lugar en Cataluña, tras publicarse la sentencia que condena a prisión, por un delito de sedición, a políticos y civiles que participaron en el proceso independentista. Las protestas ciudadanas más radicales contra la citada sentencia ocasionaron el caos en el aeropuerto de Barcelona el pasado 14 de octubre. También se vio afectada la circulación de trenes de Alta Velocidad y se ocasionaron daños y desperfectos en el mobiliario urbano