La huelga convocada por el Sindicato de Circulación (SCF) en Adif para ayer, coincidiendo con la ‘operación salida’ de Semana Santa, obligó a Renfe a cancelar 46 trenes que estaban programados. La situación podría haber sido mucho peor, ya que los sindicatos Comisiones Obreras (CC.OO.) y Semaf también llamaron a la huelga, aunque finalmente decidió desconvocarla. 

Según ha informado La Vanguardia, de los trenes cancelados, 19 fueron AVE de larga distancia, mientras que los 27 restantes de media distancia (regionales). Los trayectos suspendidos representaron cerca del 5% de las operaciones programadas por Renfe, habitualmente, para la ‘operación salida’ de Semana Santa, donde se registra una mayor movilidad de pasajeros. Los servicios mínimos decretados ante los paros garantizan el 95% de los servicios.

Con estos paros, el Sindicato de Circulación pretende denunciar que “los trabajadores de Adif y Adif Alta Velocidad llevan sin convenio colectivo desde el 1 de enero” porque “los Ministerios de Fomento y Hacienda no han autorizado el preacuerdo que se firmó el pasado 27 de diciembre de 2018”.

“Esta situación, que ya de por sí genera una justificada inseguridad sobre las condiciones de trabajo de cualquier empleado, también conlleva que se hayan paralizado las negociaciones de importantes temas contemplados en el acuerdo de convenio como la reducción de jornada y movilidad”, puntualizó el sindicato.

Huelga CC.OO. y de Semaf

Tanto CC.OO. como Semaf decidieron cancelar los paros convocados, debido a que recibieron una carta de la dirección de la entidad, que informaba de que el nuevo convenio de la compañía había recibido el informe favorable de la Comisión de Seguimiento de Negociación Colectiva de las Empresas Públicas.

Ambos sindicatos querían recriminar que el nuevo convenio colectivo de Adif no había entrado en vigor, pese al acuerdo alcanzado el pasado diciembre.

No obstante, en el caso de Comisiones Obreras se ha anunciado que se mantienen los paros convocados para el 26 de abril, que no afectan a la Semana Santa.