La Agencia Tributaria (AEAT) avisó a los 700.000 propietarios de viviendas de alquiler, tanto turísticas como de otros tipos, de que tienen que realizar la declaración de la Renta 2018. La advertencia fue lanzada el martes 2 de abril, cuando se presentó la Campaña de la Renta que concluye el 2 de julio.

Según ha informado Expansión, la AEAT busca intensificar su control sobre los contribuyentes con rentas en el extranjero, 2,17 millones de personas frente a los 1,38 del año pasado, y viviendas de alquiler, que son 700.000 ciudadanos frente a los 258.000 del ejercicio anterior.

En este sentido, Jesús Gascón, director de la AEAT, anunció el pasado enero, en el Congreso de los Diputados, la existencia de 120.000 arrendamientos sin declarar desde 2015. Gascón aseguró que se han efectuado “actuaciones de control” en los casos más flagrantes.

Este año, por primera vez, se avisará a los contribuyentes con operaciones en criptomonedas (cifrados en 14.700), a través de la información que maneja la Oficina Nacional de Investigación del fraude (ONIF) y de los requerimientos que ha remitido la AEAT a los bancos, empresas, intermediarios y casas de cambio.

Rentas en el extranjero

Desde el año 2013, con la entrada en vigor del Modelo 720 de declaración de bienes en el extranjero, Hacienda informa a los contribuyentes de que conoce sus bienes en el exterior. Este año, como novedad, les enviará nuevos datos, facilitados por el intercambio internacional de cuentas bancarias CRS. Gracias a este intercambio, la AEAT ha recibido información procedente de 100 países, sobre la existencia de más de 1,5 millones de cuentas con un saldo superior a 457.000 millones de euros.