Tan sólo un mes después de haber tomado el cargo de consejera de Turismo de Baleares, Bel Busquets ha tenido que hacer frente a la que es una de las ferias de promoción más importantes para su destino: Fitur.

Tourinews ha querido aprovechar la oportunidad para conocer la visión que la también vicepresidente del Gobierno Balear tiene sobre el futuro del turismo en el archipiélago y cómo están haciendo frente a las críticas vertidas por el incremento de la ‘ecotasa’ y la aplicación de los importes recaudados’.

P: ¿Cuáles son los tres grandes retos de la gestión turística en Baleares para 2018?

R: El primero es seguir realizando los proyectos del impuesto de turismo sostenible. Invertir todo lo que se ha recaudado en mejoras de la naturaleza, en innovación, en el sector agrario y en todos los objetivos marcados.

La segunda es trabajar por la estrategia ‘Better in Winter’ y continuar con la promoción para los meses de primavera y otoño, que nosotros llamamos temporada baja; y que nos está dando muy buenos resultados.

Y la tercera, seguir trabajando en la transferencia de competencias a los Consells de las islas. Por ejemplo, el 1 de abril está previsto que la competencia en la promoción turística sea traspasada a Formentera, Mallorca y Menorca. Ibiza ya la tenía, fue traspasada en 2015.

P: Hablando de transferir competencias, ¿qué tiene de positivo y de negativo desmarcarse del paraguas ‘Islas Baleares’ a la hora de promocionarse?

R: Cada isla está especializada en un tipo de turismo y se dirige a un sector diferente. Tanto las temporadas como lo que ofrecen son distintas. De esta forma cada isla podrá centrarse en lo que quiere promocionar. Pero yo creo la marca Ibiza, Mallorca, Menorca y Formentera es lo que más se conoce.

Lo negativo, por ejemplo, se da en ferias como ésta donde se requiere un stand de estas dimensiones donde la unidad podría ayudar más. Quizás tener las competencias divididas puede dificultar la asistencia a ferias.

Suscripción

P: Hablemos de ecotasa, ¿existe una guerra entre las diferentes islas para hacerse con una porción económica de la ecotasa? ¿Cómo se pueden solventar estas diferencias?

R: No tiene que haber guerra entre ellas. La misma Ley tiene establecidos unos porcentajes que se deben invertir y que todas las islas tienen que tener una parte de recaudación invertida ya sea para mejorar el patrimonio, para el turismo cultural o para el medioambiente. Luego, cada una, desde los Consells, solicita aquellos proyectos que más la beneficien. El año pasado establecimos que se priorizaran proyectos que contaran con el apoyo de más de un municipio o que fueran avalados por los propios Consells.

P: No obstante, sí que ha habido quejas de algunas patronales, que dicen que en algunas de las islas se recauda más y se revierte menos

R: El impuesto de turismo sostenible quiere aprovechar los beneficios del turismo para repartirlos, incluso, en municipios que viven de espaldas al turismo, municipios que no son turísticos pero que soportan la presión del turismo. No es un impuesto que se recaude en un municipio para revertirlo en el mismo, la prosperidad que genera el turismo debe estar repartida entre todos los ciudadanos y todas las islas.

P: Ahondando un poco, ¿no debería revertir más en el producto turístico?

R: De hecho, aquellas inversiones que se hacen con el impuesto de turismo sostenible siempre mejoran el producto porque si inviertes en naturaleza y en mejora del territorio el producto que se le ofrece al turista será mejor. Si tú inviertes en propuestas para mejorar el ciclo del agua, son unas mejoras en infraestructuras tanto para los turistas como para los habitantes de las islas. Si uno invierte en el sector primario, al final tendrá una repercusión en el turismo y en la ciudadanía, porque los agricultores generan la materia prima de la alimentación pero también mejoran el paisaje. Si inviertes en cultura, también ofrecerás una mejor oferta.

IMG 5777

P: Pero no ha habido grandes patronales o empresas creando propuestas, ¿han dado la espalda a esta norma?

R: Todos conocemos que en general la patronal hotelera no está de acuerdo con este impuesto porque dicen que no genera competitividad. Sin embargo, los datos no dicen eso, estamos creciendo en visitas de turistas y en turistas alojados. Ellos no se han visto invitados a presentar proyectos porque tampoco ninguno de los objetivos de la Ley de Impuestos Turísticos implica invertir en ninguna infraestructura hotelera.

P: Y para seguir con el tema de la ecotasa, las compañías de cruceros se han quejado airadamente por el incremento de la ecotasa e incluso muchos han anunciado un boicot ¿les preocupa?

R: Se habló con la autoridad portuaria del tema, se dijo que se les cobraría el impuesto porque cuando un crucero se para en el puerto crea una huella ecológica, genera visitas y crea una presión, sobre todo, en la ciudad de Palma, pero también en Ibiza o Mahón. Nuestras informaciones dicen que no existe boicot y que la parada en nuestros puertos sigue ahí. Hemos tenido que distribuir la llegada de cruceros para que no se concentren, ya que han llegado a haber entre 6 y 8 cruceros amarrados en Palma. Son muchos millares de turistas que entran al mismo tiempo en la ciudad y es una presión en que tampoco beneficia a la buena experiencia del propio turista ya que son hordas de gente visitando los mismos monumentos y transitando por las mismas calles. No puede haber esta presión concentrada en tan pocos días.

P: ¿Ha superado Baleares su capacidad? ¿Queda margen?

R: Lo que hemos hecho con ‘Better in Winter’ es pensar que hay que distribuir este turismo. Nosotros tenemos unos picos muy importantes en los meses de julio y agosto y podemos hablar de cierta congestión. Nuestra estrategia pasa por alargar la temporada, queremos ofrecer otra cara de nuestras islas para distribuir este turismo y los resultados lo avalan. Hemos tenido un crecimiento global en temporada baja de un 12%. Y para darte un dato concreto, en el mes de noviembre de 2017 aumentó el número de turistas en un 16% y también aumentó considerablemente el gasto turístico, que llegó hasta un 24%. Por tanto nuestra estrategia es esponjar estas visitas, alargar la temporada, porque eso permitirá tener más calidad y mejores condiciones para los trabajadores del sector turístico.

P: Es cierto que España ha desestacionalizado el turismo en este último año. Pero cuando vuelvan Túnez y Egipto ¿qué pasará? ¿Se han hecho los deberes?

R: Hemos hecho los deberes, tenemos constancia de que el sector económico privado, los hoteleros, han realizado muchísimas inversiones. Somos la segunda comunidad en que más se ha invertido en reformas de hoteles, llegamos a 228 millones. Por tanto, se han hecho los deberes desde el sector público y el sector privado. Tenemos una oferta madura y consolidada y que tiene una buena competitividad.

Ignacio Moll (Tourinews), Bel Busquets (Gobierno Islas Baleares)  y Amor Alonso

Ignacio Moll (Tourinews), Bel Busquets (Gobierno Islas Baleares) y Amor Alonso