El presidente del Cabildo de Fuerteventura, Blas Acosta, ha anunciado hoy que han presentado un recurso de alzada contra el Gobierno de España, que únicamente contempla las PCR como pruebas válidas para la entrada de turistas procedentes de áreas de riesgo. 

Durante la inauguración de la quinta edición del Congreso Internacional Tecnología y Turismo Fuerteventura 4.0, que tuvo lugar esta mañana, Acosta explicó que el 18 de noviembre presentaron un requerimiento con respecto a la resolución de 11 de noviembre de 2020 de la Dirección General de Salud Pública, relativa a los controles sanitarios que se realizan en los puntos de entrada de España desde el 23 de noviembre y que únicamente permite como válidas las pruebas PCR; sin embargo, al no obtener ninguna respuesta, han decidido presentar recurso de alzada —un recurso que se interpone y gestiona ante órganos administrativos y no judiciales—.

BOEsoloPCR12.11.2020

Captura del Boletín Oficial del Estado del 12 de noviembre de 2020

Acosta considera que la decisión tomada por el Estado “condena a una isla como la majorera”, ya que su tejido empresarial se verá gravemente afectado a partir de finales de enero, cuando esta medida “provoque que los ERTES pasen a ser ERES” y esgrime que la lealtad política pasa a un lado cuando se trata de salvar la principal industria majorera “de la que depende el 88% de los empleos" en Fuerteventura. "No se trata solo de intentar salvar la temporada de invierno, sino que la actividad podría quedar relegada a un segundo plano y llevarnos a unas tasas de desempleo insostenibles”, incidió. Subrayó que el gobierno que encabeza “va a defender la única industria económica que tenemos, así como a los pequeños y medianos empresarios”.
 

Congreso Internacional Tecnología y Turismo Fuerteventura 4.0

Congreso Internacional Tecnología y Turismo Fuerteventura 4.0

Asimismo, instó al presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, a defender el decreto sanitario canario de Covid, que establece como válidos los test de antígenos. Un decreto que, en opinión de Acosta, “choca con el BOE porque es una cuestión de egos".