Ya ha dado la vuelta al mundo, pero el incidente por el que uno de los pasajeros de la compañía estadounidense United Airlines fue expulsado de un avión por overbooking continúa  generando polémica.

Ahora ha sido Jimmy Kimmel, conocido cómico y presentador, quien ha hecho uso de su sentido del humor para criticar duramente a la aerolínea por su petición de disculpas a través de la cuenta de Twitter: "Es tan aséptico, no dice nada ni toma ninguna responsabilidad,  es porquería corporativa”, añadiendo que no entiende como “quien envió ese tuit no vomitó cuando lo escribió”.

Para complementar el ataque realizó un anuncio ficticio en el que quería reflejar la “nueva actitud” de la compañía, en el que también incluye las imágenes reales de cómo fue echado del avión el pasajero.

Una azafata siempre sonriente se dirige al espectador asegurando que volando con la compañía “harás lo que ellos digan cuando lo digan sin ningún tipo de problema” y si generas “problemas pondrán tu trasero fuera del avión”.

Una forma de hacer humor para un incidente que puede ser muy perjudicial en el largo plazo para la compañía aérea.