El cine es uno de los entretenimientos más consolidados entre la población desde principios del siglo pasado. Por ello, no es de extrañar que las aerolíneas hayan incluido entre sus servicios a bordo una cartelera con películas para optimizar la experiencia a bordo de los viajeros. Sin embargo, no todos los cortos y largometrajes que ofrecen garantizan la armonía en el ambiente. Y lo peor es que los menores pueden acceder a ellos con facilidad. Los vídeos a la carta están disponibles a través del servicio Wi-Fi del avión. El usuario solo tiene que llevar su portátil, tablet o smartphone y acceder a una gama de películas y series de televisión que pueden verse en el propio dispositivo. 

Cartelera

Películas ofrecidas por Iberia Express

Si nos tuviéramos que imaginar el filme ideal para pasar unas cuantas horas de vuelo, la mayoría contestaríamos que comedia, aunque no sea nuestro género favorito. Bastante tensión se acumula durante un vuelo, con el espacio vital restringido al máximo, además de turbulencias y otros movimientos extraños, como para contribuir al malestar general con dramas y clips de acción donde las muertes son las protagonistas. 

Compañías como Iberia Express no piensan igual. En la cartelera que ofrecen a sus clientes, en algunos casos limitadas a cuatro títulos, pueden encontrarse películas de lo más oscuras que monopolizan el entretenimiento de los pasajeros. Ejemplos como la película Exposed (La Hija de Dios) que cuenta con una nota de 3,3 en Filmaffinity, trata los traumas del abuso de menores e incluye incluso una escena de violación. Junto a esta The Sea of Trees ('El Bosque de los Sueños'), que llega al 5,3 en la web de reseñas cinematográficas, somete al espectador a una profunda agonía, e incluso tristeza, mientras los protagonistas que han entrado en el Bosque del Suicido (Japón) para quitarse la vida, de pronto intentan salir del lugar. Es evidente que en estos casos, a los profesionales responsables de la elección de las películas, no reparan en el entorno, las circunstancias y el lugar en el que se van a "disfrutar" estos filmes.

The Sea of Trees

Película ofrecida durante un vuelo

Para gustos colores, eso sí. Es probable que existan pasajeros a los que las cataratas de sangre y las tragedias les aporten la calma necesaria. Sin embargo, si al lado les toca un usuario temeroso de lo que pueda pasar, el viaje de este último puede convertirse en una auténtica pesadilla si se le ocurre dirigir la mirada hacia el dispositivo.

Suscripción

Volar tiene sus riesgos. Y a estos ahora se les suma elegir un clip equivocado y sufrir un ataque de nervios poco deseado. ¿No sería más fácil evitarlo? Está claro que no todo el mundo desea ver películas al más puro estilo Disney, pero entre el blanco y el negro hay una amplia gama de colores para satisfacer a todos los públicos. Quizás preguntar al usuario sería una buena forma de seleccionar la mejor cartelera.

Por lo menos se insta a los clientes a utilizar los auriculares. De otra manera sonidos tan poco agradables como gritos de terror, dolor o desesperación inundarían la cabina convirtiéndola en un auténtico lugar de terror.